El vencedor en Maule Sur para reemplazar a la titular de la Presidencia resaltó su pasado comprometido con los campesinos incluso bajo Pinochet como clave en su victoria. Calificó como “amigos” a los derrotados Mariano Fernández y Pablo Gutiérrez.

A un extenso y antiguo trabajo en la zona especialmente con las comunidades campesinas de la zona atribuyó Manuel Antonio Matta su triunfo en la elección en la circunscripción Maule Sur, convocada por la Democracia Cristiana para reemplazar en el Senado a Ximena Rincón luego que esta pasara a la secretaría general de la Presidencia.

En una de sus primeras declaraciones a los medios luego de alcanzar el 47,94% de los votos, desplazando al segundo lugar a Pablo Gutiérrez y al tercero a Mariano Fernández, el futuro legislador descartó conflicto especialmente con Rincón que se jugó en la campaña por el ex Canciller.

Requerido en CNN si acaso está “dolido” con la autoridad por el apoyo abierto a Fernández, enfatizó: “No, en absoluto. Ella tomó una opción que, yo lo dije, que es su opinión, que yo la respetaba, pero que me quedaba con la opinión de los ciudadanos maulinos (…) A la Ministra Rincón le deseo el mejor de los éxitos como ministra de la presidencia bajo la dirección de la Presidenta Bachelet”.

LA DERROTA DE FERNÁNDEZ TAMBIÉN ES DE RINCÓN

Consultado si su triunfo se puede interpretar como una derrota de la ex senadora, apuntó  que “efectivamente no tuve la decisión favorable de ella. Ella tuvo un candidato, se jugó por un candidato, hizo todos los esfuerzos porque ganara ese candidato”.

“Siendo esa persona un dirigente destacado  del partido Democratacristiano, un gran canciller y embajador, resultó ampliamente derrotado por las muestras regionalistas de Linares y Cauquenes”, agregó.

En cuanto a su relación en adelante con sus rivales hasta domingo, indicó que “para mi Mariano y Pablo son simplemente contenedores  hoy se transforman en amigos y camaradas, pero jamás estaremos en trincheras de enemistad o de enfrentamientos con ellos”.

HISTÓRICO TRABAJO CON LOS CAMPESINOS

Matta, que en su currículum familiar destaca que es yerno del ex Presidente Patricio Aylwin, es abogado de la Universidad de Chile, y como legislador partió ejerciendo como diputado por Longaví, Retiro, Parral, Cauquenes, Pelluhue y Chanco.

En 1993 fue electo senador por esta circunscripción 11 y al postular a la reelección fue derrotado por el socialista Jaime Naranjo. Tras su salida del Parlamento, se desempeñó en el ámbito diplomático, siendo Embajador en Portugal y El Salvador.

En el ámbito organizacional trabajó como asesor de la Unión Nacional de Organizaciones Sindicales de la Fundación Nacional por el Desarrollo en Proyectos Rurales del Arzobispado de Santiago, y de varias confederaciones campesinas.

A las puertas de  asumir por el período 2014-2018 que le restaba a Rincón, consideró que a su favor jugó “la fidelidad a un camino que hemos seguido desde joven con el mundo agrario, con el mundo rural, nuestra larga presencia en esta zona desde los tiempos de la dictadura como abogado de las organizaciones campesinas, como dirigente del comando del No, como diputado, como senador, como presidente regional de la Democracia Cristiana”.

Matta, en estas palabras aún en caliente mientras celebraba, destacó que “este no es un triunfo sólo de la Democracia Cristiana y sus militantes. Por el contrario es de todo el mundo independiente, transversalmente, que nos apoyaron y reconocieron nuestra trayectoria, nuestro compromiso, nuestra historia política parlamentaria siempre vinculado al mundo de la tierra, al mundo de los trabajadores de la tierra, de la pequeña agricultura familiar campesina que espero defenderla”.

SECCIÓN: País
AUTOR: Rodrigo Pizarro F.
FUENTE: Nación.cl