La depilación láser es uno de los procedimientos más efectivos, rápidos y seguros para eliminar el vello en cualquier zona del cuerpo.

Se trata de un tratamiento que, canalizando la energía de un haz de luz, destruye los folículos, impidiendo que vuelvan a regenerarse. En general, la técnica láser ofrece buenos resultados a largo plazo y es una manera cómoda y segura de reducir enormemente el vello.

Sin embargo, los especialistas recomiendan adoptar algunas medidas de prevención para evitar reacciones o secuelas secundarias en la piel.

NO TOMAR SOL

Idealmente la persona debería realizarse una “prueba” en la zona más delicada que desea depilarse.

La directora del Centro Dermoestético Le Ciel, Ylé López, señala que es recomendable que el tratamiento se comience a hacer en esta época del año, sin exponerse antes ni después al sol, de lo contrario la piel podría mancharse.

Es necesario también no depilarse con cera al menos un mes antes. Se puede eliminar el vello con rasuradoras, pero no lo se debe arrancar  de raíz de lo contrario el procedimiento dejará de ser efectivo, apunta.

También es necesario comunicar al profesional que  atiende si se está usando algún tipo de crema o  pastillas para el acné, anticonceptivos o tratamientos hormonales. Si se sospecha de un posible embarazo no es conveniente someterse una depilación láser.

VENTAJAS

Una de las ventajas de  la técnica es que permite una eliminación del vello de manera prolongada. Aunque ningún método ofrece una eliminación definitiva y permanente, la técnica láser resulta la más eficiente, pues es capaz de reducir hasta en un 80% el vello.

A diferencia de otras técnicas de depilación, ésta se puede aplicar en cualquier zona del cuerpo, ofreciendo también la eliminación del vello de grandes áreas y de las partes más recónditas.

Para quienes sufren de crecimiento excesivo de vello y de foliculitis o vello encarnado, el procedimiento puede resultar. No daña la piel y es especialmente eficaz para combatir estos problemas.

La profesional remarca que también mejora la calidad de la piel. Al finalizar las sesiones, estará más suave, lisa y poco a poco va volviéndose más flexible.

HIDRATAR

Una vez que se aplica la técnica se sugiere hidratar muy bien la parte donde se ha aplicado el láser, con lociones y cremas hidratantes que  ayuden a calmar la hipersensibilidad de la piel después del tratamiento de depilación láser.

Se recomienda elegir cremas que no tengan alcohol. Es útil utilizar crema solar en las zonas que queden expuestas al sol, tales como el rostro.

Se sugiere no maquillarse en exceso, en caso de tratamientos faciales de depilación con láser, porque los productos maquilladores pueden irritar la piel.

La especialista pide también no usar  ropa ceñida en la zona tratada, especialmente si se trata de ropa sintética.

Después de la depilación láser, es ideal vestirse con ropa holgada y de tejidos naturales.

 

AUTOR: Patricia Schüller G.
FUENTE: Nación.cl