Definitivamente no era ayahuasca la droga que consumieron tres menores en Lo Prado, pero sí una lo suficientemente potente y desconocida como para producir la muerte de Felipe Gálvez Aedo (22) y la intoxicación de dos amigos. Así al menos lo determinó en una primera instancia la fiscalía que lleva el caso.

Los hechos se desarrollaron la noche de este martes cuando un grupo de amigos se reunieron en el domicilio de uno de los jóvenes. Según se indicó, los asistentes a la celebración comenzaron de un momento a otro el consumo de una droga de tipo sintética que era parecida a un polvo químico blanco.

De esta manera los jóvenes comenzaron a sentir poco a poco los efectos adversos de la droga los que cada vez fueron siendo más fuertes y que provocaron el desplome de los jóvenes que la consumían.
De esta manera Gálvez Aedo fue trasladado al centro hospitalario La Estrella y luego derivado a la Posta 3. Los otros involucrados llegaron hasta el Hospital del Profesor. Los intoxicados se encuentran estabilizados y fuera de peligro de muerte.

FUENTE: Nacion.cl