Las jóvenes -quienes fueron indultadas a fines del año pasado luego de ser condenadas por incitación al odio religioso- fueron interrogadas por un presunto robo en un hotel. Nadejda Tolokonikova denunció que la de hoy es la tercera detención que han sufrido en las últimas 48 horas.

Dos integrantes del grupo ruso de punk Pussy Riot fueron puestas en libertad este martes, pocas horas después de haber sido detenidas y conducidas a una comisaría de Sochi, ciudad rusa que alberga los Juegos Olímpicos de invierno.

Nadejda Tolokonikova y Maria Alejina -quienes fueron indultadas a fines del año pasado luego de ser condenadas a prisión por incitación al odio religioso- salieron en libertad hoy en Sochi tras haber sido interrogadas por un presunto robo en un hotel.

Una decena de personas habían sido también detenidas junto a ellas. La policía liberó a la mitad del grupo.

REITERADAS DETENCIONES

Fuentes del Ministerio del Interior citadas por el portal informativo Lifenews indicaron que las Pussy Riot fueron detenidas por trasgredir la norma administrativa que obliga a todas las personas que llegan a Sochi a empadronarse en un plazo de 24 horas.

Ambas Pussy Riot pasaron casi 2 años en cárcel condenadas por escenificar una plegaria “punk” en la catedral de Cristo Salvador de Moscú en la que pedía a la Virgen que echase del poder al Presidente Vladimir Putin.

Según Tolokónnikova, la de hoy es la tercera detención que han sufrido en las últimas 48 horas, ya que habían sido detenidas durante algunas horas ayer y anteayer.

Las Pussy Riot llegaron a Sochi el propósito de grabar una película musical y presentar la canción “Putin te enseñará a amar a la patria”.

SECCIÓN: Mundo
FUENTE: AFP, EFE