Buena fe, confianza e integración han sido los conceptos más recurrentes de las autoridades de Chile y Perú que abrieron la reunión “2+2” que se desarrolla en el edificio Carrera de Santiago, un encuentro clave para definir la ejecución del fallo de La Haya.

Se espera que alrededor de las 18 horas las autoridades entreguen las conclusiones del trabajo para despejar los mecanismos de implementación de la sentencia de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) por el reclamo marítimo peruano y que fijó una nueva frontera marítima a contar de las 80 millas.

“Le doy la bienvenida a mi amiga Eda Rivas, con quien hemos trabajado ya durante bastante tiempo en todos los temas que tienen que ver con la relación Chile-Perú, a Pedro Cateriano que ya ha estado con nosotros en el 2+2 anterior, a Rodrigo Hinzpeter que me acompaña en esta tarea y a toda la delegación peruana que está hoy acá”, dijo el canciller Alfredo Moreno.

“Este es un tema enormemente importante para ambos países, creo que lo que Chile y Perú han logrado hacer durante todo este tiempo es algo ejemplar en un tema que ha sido difícil para ambas naciones y nuestra tarea es concretar y terminar este proceso que hemos realizado ya durante tantos años”, agregó el canciller chileno, tras lo cual cedió la palabra a su par peruana.

“Estamos acá para llevar a buen término este proceso de tanto tiempo atrás para renovar la confianza entre dos países vecinos, para construir en buena ley un proceso que una vez terminado debe llevarnos a profundizar temas como la integración de dos países vecinos, la integración entre dos pueblos que tienen mucho en común. Creo que con la confianza que estamos construyendo, o reconstruyendo, tal vez vamos a hacerlo en buena ley”, manifestó a su vez Eda Rivas.

Por su parte, el ministro de Defensa, Rodrigo Hinzpeter, dijo que siguen un “mandato claro de los Presidenets Sebastián Piñera y Ollanta Humala”, y aseguró que trabajarán “en el mayor ambiente de buena fe y buena vecindad, para poder concretar los acuerdos que los pueblos de Chile y Perú necesitan”.

A su turno, su homólogo peruano Pedro Cateriano planteó que “tenemos el encargo de trabajar para lograr un objetivo común, que es lograr que la sentencia que ha dictado la Corte de La Haya se cumpla. Existe la mejor disposición, ha habido un diálogo abierto, franco, y creo que eso es importante. Y ahora lo que nos queda es trabajar”.

En el “2+2” participan de manera extraordinaria los jefes de la Armada de ambos países, el almirante Enrique Larrañaga, por Chile, y el almirante Carlos Tejeda, por Perú. Además, se extendió la invitación para el almuerzo a los futuros ministros del ramo del gabinete de la Presidenta electa Michelle Bachelet, dado que a este Gobierno le corresponderá la implementación del fallo: el titular de Defensa, Jorge Burgos y el futuro subsecretario de RREE Edgardo Riveros, porque el próximo canciller Heraldo Muñoz se encuentra fuera del país.

FUENTE: Nación.cl