“Según las primeras informaciones, no se produjeron víctimas”, precisó del ministerio de Situaciones de Emergencia ruso.

Un tren de mercancías que transportaba 32 cisternas de gas natural condensado descarriló este miércoles en Kirov, a 900 km al este de Moscú, y provocó un gigantesco incendio que no dejó víctimas, anunció el Ministerio ruso de Situaciones de Emergencia.

Al descarrilar el tren, una decena de cisternas se inflamaron y más de 400 vecinos de las inmediaciones fueron evacuados, según un comunicado del Ministerio.

“Según las primeras informaciones, no se produjeron víctimas”, precisó.

Las imágenes mostraban llamas inmensas y una espesa nube de humo por encima de las vías.

Más de 250 personas luchaban contra el incendio.

SECCIÓN: Mundo
FUENTE: AFP