Para el abogado representante de la comunidad de Huasco, Álvaro Toro, uno de los responsables del fallo que permitió que la Corte Suprema aprobara la instalación de la central termoeléctrica Punta Alcalde, es el presidente del máximo tribunal, Sergio Muñoz.

“No comprendo el voto del ministro Muñoz”, dijo el abogado. Quien argumentó que el mismo juez, en el fallo del proyecto Castilla, había fundamentado que el proyecto fue presentado de forma divida “y ahora resulta que con esta resolución, con las condicionantes que se le ponen, se acepta. Simplemente no lo entiendo”, sentenció Toro.

El abogado fue uno de los primeros que hizo sentir su malestar respecto del fallo del máximo tribunal, y no descarta acudir a organismos internacionales, como la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), para impedir la construcción de la central en la región de Atacama.

Además, el abogado defensor, presentó argumentos que a su juicio apuntan a que las autoridades fiscalizadoras no dan abasto. “La practica a mi me dice que tenemos unas autoridades muy permisivas y esa presión enorme de parte de las empresas mineras que demandan energía barata y pronta, terminan con que este proyecto se aprubea”, juzgó Toro. 

El abogado aseguró que aunque se hayan agotado las instancias legales la comunidad no se quedará sin hacer nada con la resolución.

Por último, Álvaro Toro recordó lo que ha pasado con casos anteriores. “El proyecto Pascua Lama en su momento, cuando se aprobó, tenia las exigencias más altas. El proyecto de Agrosuper tenía todas las exigencias más exigentes que se podían imaginar. El papel aguanta trodo y son las comunidades las que pagan”, finalizó el abogado.

FUENTE: Nación.cl