La detención de las actividades se debe al rechazo de los trabajadores a que Codelco comience a procesar material de otras empresas para lograr su plena capacidad.

El Gobierno llamó este martes a la administración de Codelco y a sus trabajadores a alcanzar un acuerdo para poner fin a un conflicto laboral que mantiene paralizada la fundición de la mina Chuquicamata desde hace 14 días.

“Hacemos un llamado al diálogo para que se encuentre una solución lo antes posible, teniendo en cuenta, eso sí, las condiciones en las cuales está Chuquicamata hoy día, que está terminando su faena de rajo y tiene que entrar a una fase subterránea“, dijo el ministro de Minería, Hernán de Solminihac, tras participar en un seminario.

El pasado jueves, la empresa estatal anunció una serie de medidas de urgencia para evitar que el paro de la fundición que, a dicha fecha ya había supuesto dejar de fundir 11.000 toneladas de concentrado de cobre, se extendiera y afectara a otros procesos productivos.

RAZONES DEL PARO

La detención de las actividades de la fundición se debe al rechazo de los trabajadores a que la compañía comience a procesar material de otras empresas para lograr su plena capacidad.

Dada la progresiva disminución de producción que ha experimentado la mina de Chuquicamata por la reducción en la ley de su mineral, la fundición no está tratando suficiente cantidad de concentrados de cobre, lo que según la administración pone en riesgo su continuidad.

A mediano plazo, los planes de Codelco son iniciar la explotación subterránea de Chuquicamata, que durante décadas fue la mina a rajo abierto más grande del mundo.

No obstante, los trabajadores exigen que la firma reponga personal ya que desde 2010 varios funcionarios se han acogido a un retiro sin que sus puestos se hayan ocupado nuevamente.

CODELCO: PARO VIOLA CONVENIOS COLECTIVOS

“Codelco ha tomado las medidas que ha estimado convenientes y esperamos que pronto se llegue a un acuerdo entre los trabajadores y la administración de la empresa, para encontrar las soluciones a lo que están demandando”, señaló el ministro.

La empresa ha dicho que la paralización de los trabajadores de la fundición viola los convenios colectivos suscritos y que resulta “incomprensible”, considerando las pérdidas que están registrando las operaciones de la fundición.

SECCIÓN: Economía
FUENTE: EFE