La ex presidenta de la Federación de Estudiantes de la Universidad Central (Feucen) se postula a diputada por Valparaíso, Isla de Pascua y Juan Fernández. Admite que enfrenta una “competencia dura”, pero confía en que su candidatura es “competitiva”. “Realizamos puerta a puerta para explicar nuestro discurso, entregamos panfletos a los adultos y volantines con el mensaje de la educación para los niños en calles y ferias”, cuenta.

Es hija de una dueña de casa y de un pequeño artesano. Tiene una sola hermana que se acaba de titular de sicóloga. Daniela López (27) cuenta con orgullo que se crió en Puente Alto, que estudió en el colegio particular subvencionado The Garden School y que ha trabajado de mesera y part time para costear sus estudios universitarios. Puede ser por eso que sus cercanos la definen como “aperrada”.

Es egresada de Derecho, en proceso de titulación, de la Universidad Central. Fue ex presidenta de la Federación de Estudiantes (Feucen) y durante su gestión esta casa de estudios se transformó en el primer plantel privado en ingresar a la Confech.

También dimos la pelea para evitar la venta de la universidad a manos de la sociedad de inversiones Norte-Sur, pertenecientes a la DC, que fue un gran triunfo para el movimiento estudiantil en contra del lucro en la educación”, remarca.

SEDUCIDA POR EL PUERTO

Al terminar su dirigencia, y a causa de sus vínculos con el movimiento estudiantil, se trasladó a vivir a Valparaíso donde actualmente comparte una casa con varias compañeras de la Izquierda Autonóma, colectivo que integra.

La seduce la idea de transformarse en diputada por el Distrito de Valparaíso, Isla de Pascua y Juan Fernández. Y se ha focalizado en sacar adelante su propuesta.

Compite como independiente y entre sus contrincantes figuran Aldo Cornejo (DC); Jorge Coulon (independiente lista C); Joaquín Godoy (RN); Jaime Barrientos (UDI); José González (PRO); Sebastián Farfán (PH) y José Otárola (PI).

“competencia muy dura”

 Imagen foto_00000010Está consciente que la “competencia es muy dura. Los candidatos más fuertes son aquellos del duopolio, quienes manejan amplios recursos y redes clientelares”, dispara.

Pero confía en que con su campaña y discurso puede “llegar a diversos espacios, tanto en terreno como a través de los medios de comunicación. Y ello, a nuestro parecer, nos hace una candidatura competitiva”.

Para que los electores conozcan su propuesta recorre el puerto de punta a cabo acompañado de voluntarios. Conoce bien cada rincón de Valparaíso.

“Realizamos puerta a puerta para explicar nuestra propuesta. Distribuimos panfletos a los adultos y volantines con el mensaje de la educación a los niños en calles y ferias”, relata.

Próximamente impulsará la segunda fase de su ofensiva que consiste en la presentación de material gráfico. “Claro que no pretendemos ser invasivos ni ensuciar Valparaíso con propaganda”, apunta.

EDUCACIÓN, LA PRIORIDAD

Imagen foto_00000012El eje principal de su propuesta es la educación. De hecho, el lema de su campaña es “La educación es mi tarea”.

“Las propuestas más fuertes están en este ámbito. Planteamos la desmunicipalización de la educación escolar a cambio de un Ministerio de Educación que se haga responsable de ésta. Proponemos el fin al lucro efectivo en todos los niveles educacionales e impulsamos una Reforma Tributaria para los que tienen más, tributen más. Ello nos permitiría lograr una educación gratuita”, detalla.

Sumado a lo anterior, Daniela promueve “otros derechos que nos parecen importantes, como lo son la salud y una vejez digna, donde apuntaremos a construir un modelo solidario en materia previsional e impedir el lucro en las instituciones de salud”.

La Asamblea Constituyente es otra de las materias que contempla su agenda. “Propiciamos su realización con participación ciudadana”.

La comunidad la respalda en sus demadas, reconoce. Esto ocurrió hace algunos días, cuando interpeló al gobierno regional por el subsidio al Rally Dakar y emplazó a los rectores de Valparaíso por el precario estado en que se encuentra la educación en todos sus niveles.

“NO ES AVENTURA INDIVIDUAL”

Cuando mira su vida en perspectiva, asegura que continuar con una carrera parlamentaria sólo tendría sentido si desde ella se luchara por los derechos sociales universales.

Esta candidatura no es una aventura individual, es una herramienta por la cual hemos optado colectivamente de modo de forjar una alternativa para que dejemos de delegar nuestro poder en aquellos que no están dispuestos en cambiar nada. Si continuar una carrera parlamentaria sigue teniendo sentido para cumplir ese objetivo, podría ser una opción, pero siempre con la claridad de que debemos seguir luchando por la construcción de un país con derechos sociales universales”, completa.

 

 

 

 

 

SECCIÓN: País
FUENTE: Patricia Schüller G.