Con uso de tablets, la iniciativa potencia habilidades sociales, la empatía y la asertividad de los menores. “Las tecnologías actúan como medio facilitador en el proceso terapéutico”, dice el responsable del proyecto.

Un software que permite apoyar el desarrollo de la empatía en niños con Trastorno del Espectro Autista (TEA) bajo la metodología de diseño centrado en el usuario, se encuentra realizando un grupo de alumnos de la Escuela de Ingeniería Civil Informática de la Universidad de Valparaíso.

El proyecto considera la capacitación en tecnologías de información y comunicaciones a profesores de diversas escuelas de lenguaje de la Región de Valparaíso y la entrega de tablets.

La iniciativa es aplicada en dispositivos multitouch como tablets unidos con un reforzador de carácter positivo como son los Robot Lego Mindstorm NXT, que actúan de diferentes formas dependiendo de la respuesta del niño con TEA.

El objetivo de la iniciativa es estimular la participación activa de niños con autismo, fomentar su interacción social con el entorno, incrementar su aprecio por las actividades sociales y proveer nuevas formas de comunicación con sus padres, cuidadores y compañeros.

Empatía y asertividad

Matías Camblor, alumno de la Escuela de Ingeniería Civil Informática UV y responsable del proyecto, explica que “el software permite generar un ambiente controlado e integrador, para estimular al niño en el reconocimiento de expresiones faciales y así desarrollar en una primera instancia la empatía como primera habilidad social, para un posterior trabajo potenciar la asertividad”.

Matías agrega que “es un hecho comprobado que las tecnologías actúan como medio facilitador en el proceso terapéutico con niños con Trastornos del Espectro Autista. Entre éstas se encuentra el uso de diversos software de apoyo terapéutico o robots, los cuales llaman la atención de los niños, fomentando su desarrollo cognitivo y social”.

Cambio generacional

Gloria Salvo es fundadora y directora de la Escuela Especial de Lenguaje y Comunicación San Roque, lugar donde se ha realizado la capacitación a profesores y se ha desarrollado el trabajo con niños con TEA.

Sobre la iniciativa, la académica señala que la experiencia ha sido “bastante buena, especialmente considerando que nuestros niños están con un cambio totalmente generacional en comparación con nosotros. Ellos nacen con el chip de manejar el computador, internet y todo lo que es tecnología. Para nosotros es bueno, y el hecho de que hayan venido a enseñarnos a usarlos, mucho mejor”.

La profesora de la misma escuela, Ixia Rivera, añade que la iniciativa ha sido “muy positiva porque la tecnología es algo de todos los días y los niños se manejan súper bien, no así algunos adultos, porque nosotros quedamos atrasados y necesitamos insertarnos en ese mundo tecnológico”.

Jugando a aprender

Dentro de las actividades que han realizado, Matías Camblor explica que “en una primera instancia potenciamos la interacción de los niños con los tablets a través de unos juegos didácticos en los cuales podían aprender a sumar, identificar diferencias entre objetos o armar un rompecabezas para finalizar con un juego, en el cual además utilizan los robots manejándolos a través de tablets”.

El alumno agrega que “en una segunda instancia realizamos una actividad en que los niños jugaron con los tablets con una aplicación de realidad aumentada, donde nosotros colocamos marcadores, como fotografías de animales, y los niños al apuntar al marcador podían ver un video del mismo animal. Dichas actividades fueron un total éxito ya que a los niños les gustó mucho y nos esperaban para jugar con los tablets, los cuales les resulta muy natural y familiar de utilizar”.

SECCIÓN: Tecnología
FUENTE: Nación.cl