Al oficializar la aceptación de su candidatura por la Octava Costa, dijo que se decidió “impactado por la situación” de la economía regional durante Piñera. Agradeció que le hayan lanzado galletas y no huevos, como a Longueira, ni pescados, como a Navarro, en su recorrido por la zona.

A una crisis económica en la Región del Biobío y el desapego de los políticos con la gente, atribuyó el senador Camilo Escalona su decisión de aceptar la propuesta del Partido Socialista (PS) de postularse a la Cámara Alta por la Octava Región Costa, tras su fallida repostulación por Los Lagos.

El legislador por Los Lagos, poco después de que anticipó que aceptaba dicha competencia,  lo confirmó formalmente al timonel de la colectividad, Osvaldo Andrade, y lo hizo público junto a éste en una conferencia en el Congreso en Valparaíso.

Requerido por cuestionamientos ante cálculos que señalan que el retiro de la DC en esa zona, que lo deja solo junto a Alejandro Navarro (MAS, ex PS) disputando votos de la oposición, hacen difícil un doblaje, respondió: “Me han preguntado mucho por el doblaje, les quiero decir que los cesantes no están preocupados por el doblaje”.

“IMPACTADO” POR LA SITUACIÓN ECONÓMICA DEL BIOBÍO

Aludió a sus visitas de los últimos días a la zona en que se reunió con representantes políticos y comunales, entre ellos de la DC: “He conversado con los dirigentes regionales, con ciudadanos de la región, he estado en las provincias de Concepción y de Ñuble”.

Apuntó que en estas citas y tras haber “revisado los datos de la región”, constató que “el impulso que llevaban la región, que era promisorio, del punto de vista del crecimiento económico, y de sus perspectivas como región, bajo el liderazgo de los intendentes Veloso, Zilic, Angélica Fuentes, y Jaime Tohá, hasta el cambio de  gobierno, se ha visto interrumpido y lamentablemente ha perdido completamente su continuidad. La Región del Biobío bajo la administración Piñera perdió el dinamismo y se ha estancado”

“Me ha impactado la situación del Biobío y por ese motivo acepto la candidatura a senador, para contribuir a rehacer un proyecto de  región que se perdió en estos años, para enganchar y articular ese proyecto de región con el liderazgo de Michelle Bachelet”, enfatizó.

Las galletas y los “cesantes” de la plaza de armas

El ex timonel PS aludió a las protestas en su contra durante su recorrido por la zona, como cuando un dirigente le vació un paquete de galletas, y lo asumió con un síntoma del desencanto de la gente con la política que pretende recuperar.

“La política tiene que tener opciones. Me ha dolido ver una región con un gran desencanto, me ha tocado a mí en los personal incluso recibir las quejas de los dirigentes sociales, uno de ellos me lanzó galletas, por lo menos me lanzó algo dulce, porque a (Pablo) Longueira le lanzó huevos y a (Alejandro ) Navarro le lanzó pescados”, destacó.

Estimó que “ese dirigente representa el profundo desencanto que hay con la región del Biobío, la distancia entre el sistema político y la sociedad civil se ha ensanchado, porque no ha habido capacidad de responder los temas de fondo que tiene la región: me ha impactado ver a tanta gente sin trabajo”.

Respecto de otra de las protestas que le tocó, comentó: “Es cierto que en la plaza de Concepción hubo gente que se manifestó en contra mí, toda esa gente está cesante, no tienen respuesta de la autoridad, no es la región del Biobío que iba creciendo la que yo vi”.

El timonel PS, Osvaldo Andrade, valoró la decisión de Escalona y se la agradeció. El gesto se selló con un abrazo antre las cámaras. Al partido ahora le falta confirmar la propuesta que le hizo al secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, para que computa por Coquimbo.

SECCIÓN: País
FUENTE: Nacion.cl