Las subastas neoyorquinas de arte latinoamericano de Sotheby’s y Christie’s obtuvieron resultados apagados este martes y miércoles.”El prisionero de la luz” y “Morphologie Psychologique”, del pintor chileno no encontraron comprador ya que su precio se consideró demasiado alabado.

Las subastas neoyorquinas de arte latinoamericano de Sotheby’s y Christie’s obtuvieron resultados mitigados el martes y miércoles, ya que varias de las principales obras no se vendieron, en contraste con lo ocurrido con el arte moderno y contemporáneo internacional días atrás.

Ejemplo de los altibajos en el interés por el arte de América Latina en estos remates celebrados en Nueva York, la gran estrella de la subasta de Christie’s del miércoles por la noche, la obra “El prisionero de la luz”, del chileno Roberto Matta (1911-2002), no encontró comprador.

Pintada en 1941 y presentada por primera vez en el mercado internacional de remates de arte, “El prisionero de la luz” estaba valuado entre 2,5 y 3,5 millones de dólares, una cifra que lo colocaba de lejos al tope de los 315 lotes ofrecidos por Christie’s entre miércoles y jueves.

LATINOAMÉRICA EXÓTICA

En cambio, la tela “Meninos soltando pipas”, del brasileño Candido Portinari (1903-1962), se vendió por 1,443 millones de dólares, un récord para este artsita, por encima de la estimación previa entre 800.000 y 1,2 millones de dólares.

Otra de las principales obras presentadas, “Mujeres con frutas”, del mexicano Alfredo Ramos Martínez (1871-1946), fue adquirido en 1,107 millones de dólares, dentro de su estimación (entre 1 y 1,5 millones de dólares).

Un monumental bronce del artista colombiano Fernando Botero, “Bailarines”, una pareja desnuda bailando tango en perfecta sincronización e intimidad, fue subastado en 1,143 millones (estimado entre 700.000 y un millón de dólares).

En total, y cuando aún resta la jornada del jueves, Christie’s llevaba recaudados 16,01 millones de dólares, tras haber vendido 59 de los 79 lotes ofrecidos, según el servicio de prensa de la casa de remates.

PAISAJISMO Y SURREALISMO

De su lado, las subastas de Sotheby’s, centradas en paisajismo del siglo XIX y surrealismo del siglo XX, recaudaron entre martes y miércoles 19,48 millones de dólares, con un resultado más bien mediocre de 150 lotes vendidos sobre un total de 232.

La venta más importante fue “Composición constructiva”, del uruguayo Joaquín Torres García, padre del movimiento abstracto en América Latina, por la cual se pagó 1,445 millones de dólares, por encima de su estimación previa (entre 700.000 y 900.000).

Pintada en 1931, representa un hallazgo para el mercado ya que estuvo en manos de una familia amiga del artista durante 80 años.

Esta venta no compensó sin embargo el hecho de que otras de las principales obras ofrecidas por Sotheby’s no encontraron comprador.

Fue el caso de “Morphologie Psychologique”, de Roberto Matta, por la cual se esperaba obtener entre 800.000 y 1,2 millones de dólares.

“La india de los floripondios“, de Ramos Martínez y cotizada en valores similares, tampoco pudo ser vendida.

Si bien Sotheby’s destacó la demanda de parte de clientes de la región y un buen número de nuevos coleccionistas de Europa y Estados Unidos, y Christie’s logró un porcentaje destacado del 75% de los lotes vendidos, los resultados y el interés en el arte de América Latina no tuvieron comparación con otras recientes subastas.

En efecto, Christie’s y Sotheby’s vendieron en la semana del 13 al 17 de mayo obras de arte contemporáneo y moderno por más de 1.000 millones de dólares, pulverizando varios récords, entre ellos la marca para un artista vivo, ya que una pintura del alemán Gerhard Richter se vendió por 37,1 millones.

SECCIÓN: Cultura y Entretención
FUENTE: Mariano Andrade/AFP