Este 1 de junio el emblemático José Victorino Lastarria celebra 100 años desde que comenzó a brindarles educación a los hijos de la clase obrera cuando Providencia era un sector rural.

Con tan sólo caminar por los pasillos del liceo José Victorino Lastarria (JVL) se siente una atmósfera especial y, sin duda, ésta es la fuerza de su vasta historia. Sus aulas están impregnadas de ideales, de todas las vertientes, y de un ímpetu innovador que han plasmado con el correr del tiempo decenas de generaciones de alumnos y que el próximo 1 de junio celebrará en grande su centenario.

Figuras de distintos ámbitos del quehacer nacional han pasado por los salones del colegio afincado en la pudiente comuna de Providencia y que han llevado a que el establecimiento, que lleva el nombre del pionero del movimiento literario en Chile, sea considerado como uno de los “liceos emblemáticos” del país.

Convicciones progresistas de los “pingüinos” del JVL que en el último tiempo y, de manera indirecta, cobraron una víctima ilustre: el ahora ex alcalde Cristián Labbé, que perdió el sillón municipal a manos de Josefa Errázuriz tras 16 años de gestión.

El ex coronel nunca compartió las demandas educacionales de los alumnos y poco a poco se transformó en un rival de los “lastarrinos”. Pero su sentencia llegaría el 23 de septiembre de 2011, cuando anunció que cancelaría matriculas para los jóvenes provenientes de otras comunas de Santiago.

“El liceo tuvo repercusión indirecta en las elecciones. Los paros y tomas del 2011 provocaron una reacción destemplada del alcalde y esa actitud lo hizo perder la elección”, recordó Nicolás Barrera, alumno de 3° medio y uno de los encargados de elaborar una memoria del colegio.

Imagen foto_00000008EDUCACIÓN PARA TODOS

El gran error de Labbé fue olvidar los genes del confrontacional colegio afincado en Miguel Claro 32. Es que el JVL nació en 1913 con el fin de entregarles educación a los hijos de los obreros, de las lecherías que trabajaban en el campo que, por entonces, era Providencia.

Así como empezó a crecer la comunidad lastarrina bajo su lema de educación “laica, pluralista y democrática”. En la década del ‘30, después de un voraz incendio que calcinó todas sus instalaciones, comenzó a recibir a jóvenes de otras comunas de Santiago, y que en la actualidad, asciende a más del 80 por ciento de los 2.850 alumnos que día a día alberga.

“Empiezan a aparecer los primeros alumnos connotados, diputados y de otras áreas. Pero en la década del ‘70 aparece la figura más trascendente respecto al quehacer estudiantil, Andrés Allamand. Él ingresa a la federación de estudiantes y el colegio empieza a tomar aún más connotación entre los liceos grandes de Santiago”, agregó Barrera.

Así como el actual precandidato presidencial de RN, hay otros personajes influyentes que han pasado por sus aulas y que dejan de manifiesto la diversidad del recinto.

Por ejemplo, los militares René Schneider, comandante en jefe del Ejército, y Gustavo Leigh, comandante en jefe de la Fuerza Aérea, y ex integrante de la Junta Militar; los políticos Orlando Letelier, ex canciller del Gobierno de Salvador Allende y ex vicepresidente de la República, Víctor Pérez, actual secretario general de la UDI, los diputados Jorge Tarud (PPD) y Marcelo Díaz (PS), el intendente de la Región Metropolitana, Juan Antonio Peribonio; y los escritores Raúl Zurita y José Donoso.

Todos ellos, con visiones de mundo muy distintas, pero con un punto en común: el orgullo de decir “soy lastarrino”.

“Cuando estás acá adentro, con la diversidad de alumnos que hay, tú como sea tienes que hacerte notar. En las salas de clases hay un debate permanente y si tú no participas, estás afuera… En la universidad se nota porque eres capaz de sobreponerte ante el resto”, comentó Magdalena Díaz, profesora de historia y organizadora de las festividades del centenario.

CELEBRACIONES EN ARMONÍAImagen foto_00000009

Bajo este ambiente de debate y conversación, esencia que ha recuperado el liceo bajo la nueva administración municipal, se ultiman detalles para recordar un nuevo y especial aniversario.

Es impresionante la diferencia entre la administración de Labbé y la de Josefa Errázuriz. Existe una propuesta totalmente distinta, con apertura, el concepto de participación a boca de todo el mundo y de no a la discriminación. Los alumnos tienen participación completa, e incluso, en algunas decisiones”, comparó Díaz.

Un visión que también comparte la nueva directora, Malva Venegas (en la foto), quien cree que el diálogo es la mejor manera de progresar. “Yo sólo conozco la actual administración. Ahora, por lo que me he informado y detectado por mi propia presencia en el liceo, desde hace 2 meses y medio, puedo hipotetizar diferencias. Mi sensación es que el liceo tiene una apertura que está respaldada por el municipio. Apertura que tiene que ver con dialogar mucho con los estudiantes, escuchar sus opiniones, respetarlas”, expresó.

Y con el afán de no perder lo obtenido por la constante lucha dada por los alumnos, Magdalena Díaz aboga por desmunicipalizar la educación.

“No pueden depender de la administración del alcalde. Si un alcalde es autoritario, tendremos una escuela autoritaria. Si el alcalde es democrático, será más abierta. La educación tiene que ser más seria”, explicó.

VOLVER A LA PRIMERA LÍNEA

Un nuevo comienzo para el JVL que busca volver a situarse en la elite en los parámetros que establece el Ministerio de Educación y de donde cayó en los últimos años.

“Hubo una baja desde hace algunos años que, probablemente, se explica porque hubo estudiantes que salieron del Lastarria por las tomas que ocurrieron”, dice Malva Venegas.

Y si bien el liceo pretende seguir siendo influyente, no desconoce que dar una educación de calidad va más allá de los números y de cuántos alumnos ingresen anualmente a las universidades tradicionales.

“No todos llegarán, y eso no es bueno ni malo, aquí nos interesa formar personas solidarias y conscientes. Buena formación ciudadana, que tengan opinión y la expresen. Y los que vayan a la universidad, que sean buenos profesionales y aporten al Chile del futuro”, finalizó.

ACTIVIDADES DEL 1 DE JUNIO


Imagen foto_000000108:30 hrs: Saludo oficial Orfeón de Carabineros.

Tradicional desayuno a los alumnos.

9:15 hrs.: Ceremonia de Acción de Gracias (Misa ecuménica evangélica y católica).

10:45 hrs.: Acto oficial, con autoridades y representantes de la comunidad.

Acto musical de cuerdas de la enseñanza básica, media y ex alumnos.

19:30 Hrs.: Concierto de gala.

Mario Cervantes, ex alumno y concertista en piano

Santiago Meza, músico que dirige la Camerata Andrés Bello

SECCIÓN: País
FUENTE: Yanni Eduardo Torres