Barrick Gold, en informe trimestral, dijo que ante serie de requerimientos no descarta “suspender el proyecto” en el lado chileno. Nueva instancia judicial revisa solicitud de impugnación de medidas que la empresa presentó contra la Superintendencia del Medio Ambiente.

La reclamación de Barrick Gold en contra de las sanciones a Pascua Lama que impuso en marzo la Superintendencia de Medioambiente, es la primera causa que tramita el sistema de Tribunales Ambientales a través del Segundo Tribunal de Santiago.

La orden de suspensión de operaciones por el incorrecto manejo y cuidado de los glaciares y por la no construcción de drenajes para el manejo de aguas ácidas,  en el sector precordillerano del Valle del Huasco (Atacama), a partir de una autodenuncia de la compañía, originó el reclamo que este miércoles se condimentó con una advertencia: la suspensión de operaciones del proyecto en Chile.

LA ADVERTENCIA EN EL INFORME TRIMNESTRAL

En un reporte de resultados del primer trimestre de 2013 de la minera a nivel mundial, publicado este 24, la empresa señala que “si la reanudación de las actividades de construcción en el lado chileno se retrasa más allá de fines de 2013, o si se determina que esa alternativa no es factible, podría haber un cambio significativo en el plan de minado, costos de capital y calendario de producción del proyecto”.

Agrega que  “la compañía continuará evaluando todas las alternativas relacionadas con este proyecto, en línea con las incertidumbres asociadas con las acciones regulatorias y legales, así como con el actual ambiente en materia de precios para los commodities, lo que incluye la posibilidad de suspender el proyecto”.

Consultada por esta posibilidad, la ministra del Medio Ambiente, María Ignacia Benítez, citada por Radio Cooperativa, comentó: “Barrick, y Pascua Lama en particular tendrá que tomar todas las medidas que sean necesarias para dar total cumplimiento y no puede operar si esas condiciones no están cumplidas y si para eso tiene que suspender me parece que tienen que suspender”.

EN MANOS DEL TRIBUNAL AMBIENTAL

El polémico proyecto aurífero, convertido en la primera causa que va a revisar la nueva institucionalidad judicial ambiental de Chile que debe determinar si la firma está infringiendo o no la Resolución de Calificación Ambiental aprobada en 2006.

La ministra Benítez señaló que “efectivamente es la primera causa que llega al Tribunal y ellos son independientes del Poder Ejecutivo”.

El presidente de la Corte Suprema, Rubén  Ballesteros, sobre el trabajo de esta instancia dijo esperar que se desempeñe “como los demás tribunales nuestros” y que “el juicio de Pascua Lama es uno más que está en desarrollo. Tenemos confianza en que estos tribunales van a cumplir debidamente sus funciones”.

SECCIÓN: Regiones
FUENTE: Nacion.cl