Claudio Silva, presidente del sindicato de la emisora perteneciente a la empresa Iberoamerican Radio Chile, cuenta que el diálogo no dio frutos, pese a que los trabajadores habían acotado sus demandas. Desde las 6 AM de este miércoles la radio funcionará con menos gente.

A las 00:00 horas de este jueves comenzó la huelga de los trabajadores de ADN Radio. El sindicato de la emisora perteneciente a la empresa Iberoamerican Radio Chile no logró sus demandas que incluían, entre otras cosas, que se termine con la desigualdad en  salarios -donde existen diferencias de hasta 300 % entre personas que realizan las mismas labores- y que se cumpla con el Código Laboral.

Desde las 06:00 horas de este jueves, la radio funcionará solamente con los “rostros” y con algunos periodistas contratados para reemplazo o que no estén sindicalizados, lo que debería afectar de una u otra forma a la emisión, indica Claudio Silva, presidente del sindicato.

“Pensamos que la empresa iba a ampliar las conversaciones para tratar de llegara a un acuerdo, pero fue imposible avanzar”, comenta Silva, quien indica que los trabajadores acotaron sus demandas a tres, e incluso decidieron cambiar la fecha original de la movilización, que estaba programada para comenzar la medianoche del pasado viernes.

Las demandas de los trabajadores se han acotado a:

Imagen foto_00000003

-Contratación de personal que lleva hasta 3 años a honorarios, por lo tanto no se respeta el código del trabajo.

-Respetar las 45 horas de trabajo semanales, lo que se traduce en la práctica, en que se paguen horas extra.

-Reajuste Salarial.

APOYO EN REDES SOCIALES

Diferentes rostros -o voces conocidas- de Iberoamerican Radio Chile están con los trabajadores en sus demandas. Así se puede ver en Twitter, donde circulan fotos Juan Cristóbal Guarello, Roberto Artiagoitía -el Rumpy- y Freddy Stock sosteniendo una pancarta con la información para apoyar a los obreros de las comunicaciones:

-Hashtag: #Somos1Imagen foto_00000002

-Cuenta Twitter sindicato: @SindicatoIARC

SECCIÓN: Economía
FUENTE: Nación.cl