Este es el balance final que realizó la iniciativa Rock&Recycle tras el proceso que se llevó a cabo durante el certamen, realizado el 6 y 7 de abril pasado en el Parque O’Higgins, y en el cual trabajaron más de 1.600 voluntarios.

Una cantidad de 710 kilos de latas, 1.610 kilos de botellas PET, 255 kilos de vasos plásticos, 510 kilos de cartón, 1.200 kilos de vidrios; en total 4.285 kilos de material reciclado, fue lo que se logró durante la tercera versión del festival Lollapalooza Chile 2013, que se realizó el pasado 6 y 7 de abril en el Parque O’Higgins.

La campaña encabezada por la iniciativa Rock&Recycle, con el apoyo de la campaña Cultura Verde del Ministerio del Medio Ambiente y el Consejo de la Cultura y las Artes, contó con la participación de 1.600 voluntarios.

El director de medio ambiente y sustentabilidad del festival, Álvaro Morales, manifestó que “estamos muy contentos porque el festival ha sido el cierre de una gestión de reciclaje y educación ambiental que se viene haciendo hace meses en colegios y parques para elegir y capacitar a los mejores voluntarios. Pero también nos pone alegres ver cómo el público e incluso familias, también se hacen parte y se comprometen con nuestra tarea que se ha transformado en un sello de Lollapalooza”.

Este año, los voluntarios y el público general que se sumó a la tarea de reciclaje participaron por varios premios, entre los que destacan 10 bicicletas, pases liberados a Valle Nevado y 10 guitarras eléctricas. Además, el colegio que más recicló, irá a Valle Nevado con sus 10 mejores recicladores, tal como lo hizo el año pasado el Liceo Industrial Víctor Bezanilla.

AUTORIDADES SATISFECHAS

El ministro de Cultura, Luciano Cruz-Coke, declaró al respecto que “iniciativas como éstas permiten mancomunar esfuerzos en pos de ir generando un cambio de conciencia, que contribuya a mejorar la calidad de vida de todos los chilenos. Como Consejo de la Cultura entendemos que cultura también significa respetar el espacio común, ser responsable de nuestro entorno y conscientes de la necesidad de cuidar el medio ambiente. Sin duda Lollapalooza, a través de su Espíritu Verde, representa una importante vitrina para promover un cambio de mentalidad en la ciudadanía en beneficio de todos”.

A su vez, la ministra de Medio Ambiente, María Ignacia Benítez, señaló que “estamos muy conformes de los resultados de Lollapalooza. Cada año han ido mejorando sus índices de reciclaje. Lollapalooza demuestra que el cuidado del medio ambiente es algo transversal en nuestra sociedad, y que a través de actos culturales también se puede fomentar el cuidado de nuestro entorno”.

SECCIÓN: País
FUENTE: Nación.cl