“Uno, dos, tres, nadie grita”, dijeron los machos de “Las Vega’s” antes de sentir como sacaban la cera de su torso y con eso los vellos que tenían que desaparecer para mostrar un cuerpo más estético, durante sus bailes como vedettos en el club donde se desarrolla la historia de la teleserie nocturna de Canal 13.

Lo que los actores no sabían, al parecer, es que hoy existen varios métodos menos indoloros que ese para acabar con los pelos en el cuerpo. Uno de ellos es la depilación con láser de diodo, una técnica que es cada vez más usada por los chilenos.

Según cuenta Sheyla Centeno, especialista en técnicas de depilación con láser del spa Mundo Curvas (www.mundocurvas.cl), “antes los hombres pensaban que si se depilaban y no eran deportistas entonces eran gay, lo que está muy alejado de la realidad. Ya el chileno está perdiendo el temor a las burlas de amigos. Así, están usando el láser para depilarse no sólo el torso, sino también la barba o cualquier otra parte del cuerpo”.

La profesional asegura que “el dolor es mucho menor que la depilación con cera, y que si bien se siente un pequeño pinchazo, no hay problemas de ardor o quemaduras, ya que el láser de diodo, utiliza un cabezal frío, que evita cualquier molestia mayor”.

Hoy en Chile, las  zonas a depilar más solicitadas por ellos, van desde la espalda, piernas –en el caso de los deportistas-, pero también orejas e incluso las zonas más íntimas y, por supuesto, la barba, lo más solicitado, muchas veces por salud.

Y si bien el tratamiento resulta más caro que la cera o máquinas de afeitar, lo cierto es que al final la economía es mayor, porque la duración de éste es indefinida.

FUENTE: Nación.cl