Luego de que Claudio Bravo intercediera para que Jorge Sampaoli les diera la tarde libre, los seleccionados chilenos regresaron con normalidad a la concentración en Juan Pinto Durán.

El estratego fijó la hora tope a las 23:30 horas, y los futbolistas cumplieron a cabalidad, incluso, llegaron antes de lo pactado.

El primero en arribar fue el defensor Marcos González, quien se adelantó aproximadamente en una hora al tiempo límite. En tanto, Mauricio Isla fue el último en ingresar a Juan Pinto Durán.

Antes que llegaran los jugadores, el cuerpo técnico ya estaba apostado en el lugar de concentración esperando a sus dirigidos.

La expectación era grande por los episodios de indisciplina que se habían generado en el proceso anterior, pero al parecer los seleccionados están cambiando su imagen de la mano de Jorge Sampaoli, aunque aún es muy temprano para sacar conclusiones.

Ahora, el plantel quedará absolutamente concentrado de cara a los duelos con Perú y Uruguay los próximos 22 y 26 de marzo en Lima y Santiago respectivamente.

FUENTE: Triunfo