El líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, dirigió ejercicios de artillería con islas fronterizas surcoreanas bajo el punto de mira, informó este jueves la agencia estatal norcoreana KCNA, en un nuevo capítulo de la reciente escalada belicista del país.

Los ejercicios, cuya fecha no fue especificada aunque según expertos del Sur se habrían llevado a cabo el miércoles, simularon la destrucción de las instalaciones militares de las islas de Baengnyeong y Yeonpyeong, según el comunicado de la KCNA.

Ambas islas se ubican al sur de la frontera marítima intercoreana del Mar Amarillo (Mar Occidental), no reconocida por el Norte, y de ellas Yeonpyeong ya fue bombardeada por Corea del Norte en 2010.

El despacho de la KCNA apuntó que los ejercicios guiados por el joven “líder supremo” del régimen, que se llevaron a cabo con fuego real, sirvieron para poner a prueba la capacidad de las baterías de artillería en una situación de batalla real.

REACCIÓN DE COREA DEL SUR

Corea del Sur recordó este jueves que varias unidades militares de Corea del Norte realizan maniobras actualmente, pero aseguró que “todavía no han comenzado ejercicios combinados a nivel nacional”, según el portavoz del Ministerio de Defensa de Seúl.

La isla de Yeonpyeong sufrió en 2010 un ataque de artillería de Corea del Norte que se saldó con 2 muertos civiles y 2 militares del Sur, además de casas e instalaciones destruidas, y elevó a niveles máximos la tensión entre ambos vecinos.

La acción militar reportada este jueves por Corea del Norte se engloba en la campaña de amenazas militares emprendida por el país comunista la semana pasada en respuesta tanto a las sanciones de la ONU por su última prueba nuclear de febrero como a los ejercicios militares en curso entre Corea del Sur y EEUU en la región.

Los ejércitos de estos 2 países iniciaron el lunes su ejercicio militar anual Key Resolve, de 10 días, que coincide con el ya comenzado el 1 de marzo Foal Eagle, ambos duramente condenados por Corea del Norte al considerarlos ensayos de invasión de su país.

EEUU mantiene unos 28.500 efectivos en Corea del Sur como vestigio de la Guerra de Corea, que concluyó con un alto el fuego que hasta hoy mantiene como enemigos a Norte y Sur.

FUENTE: EFE