Revocó el pago de $50 millones a hermana del médico detenido desaparecido Eduardo González Galeno (en la foto), por considerar que el delito está prescrito. Según, voto de mayoría, la imprescriptibilidad penal de la norma internacional no se extiende al ámbito civil.

El pleno de la Corte Suprema anuló el pago de una indemnización a que había sido condenado el Fisco en un juicio por violaciones a los derechos humanos. Es el primer pronunciamiento del máximo tribunal del país en una causa civil de este tipo.

En fallo dividido, el pleno de la Corte Suprema acogió el recurso de casación presentado por el Consejo de Defensa del Estado (CDE) que solicitó anular una sentencia de la Corte de Apelaciones de Santiago.

Este tribunal de alzada había concedido una indemnización de $50.000.000 a la hermana del médico Eduardo González Galeno, desaparecido a partir del 14 de septiembre de 1973, en la localidad de Cunco donde fue director del hospital local, en la actual Región de La Araucanía.

En la causa, el CDE solicitó el pronunciamiento del pleno de la Suprema al existir discrepancias en sentencias sobre indemnizaciones de reparación por daño moral en procesos ligados a violaciones a los derechos humanos, entre el 11 de septiembre de 1973 y el 11 de marzo de 1990.

El pleno acogió el argumento planteado por el CDE en cuanto a que la acción de carácter civil se encuentra prescrita y que la imprescriptibilidad de los delitos por violaciones a los DDHH, determinada por la legislación internacional para el aspecto penal, no se extiende al aspecto civil.

No obstante, el pleno determinó que el plazo de prescripción debe comenzar a contarse desde que los familiares de la víctima tuvieron certeza del ilícito perpetrado, no desde la fecha de la desaparición.

Por lo mismo, los ministros estimaron que la convicción del delito se produjo con la publicación del Informe de la Comisión de Verdad y Reconciliación o Informe Rettig.

El pleno estuvo integrado por los ministros Milton Juica, Nibaldo Segura, Hugo Dolmestch, Sergio Muñoz, Juan Araya, Patricio Valdés, Héctor Carreño, Pedro Pierry, Gabriela Pérez, Carlos Künsemüller, Haroldo Brito, Guillermo Silva, Rosa María Maggi, Rosa Egnem, María Eugenia Sandoval y Juan Escobar (suplente).

La decisión se adoptó con el voto en contra de los ministros Juica, Muñoz, Dolmestch, Araya, Künsemüller, Brito y Escobar, quienes fueron partidarios de rechazar el recurso de casación y extender la imprescriptibilidad al aspecto civil de la sentencia.

SECCIÓN: País
FUENTE: Nacion.cl