La policía española anunció este jueves la detención de 2 fugitivos “reclamados por Argentina por delitos de lesa humanidad” cometidos en 1975 por una organización vinculada a las juventudes de la derecha peronista que actuaba como “grupo de choque” en universidades de ese país.

Beatriz María Arenaza y Daniel Alejandro Ullúa, sobre los que pesaban sendas órdenes de captura internacionales, fueron detenidos en las localidades españolas de A Coruña (noroeste) y Palma de Mallorca (islas Baleares), informó el ministerio del Interior en un comunicado.

Las autoridades argentinas los reclamaban por hechos que “se remontan al periodo comprendido entre febrero y mayo de 1975”, enmarcados en una causa “que investiga más de medio centenar de asesinatos” cometidos en ese país, afirmó.

A Arenaza y Ullúa “se les imputa haber formado parte de una organización con fines delictivos, enmascarada en la agrupación denominada Concentración Nacional Universitaria -conocida como CNU-, con un claro objetivo criminal destinado a cometer una serie de hechos violentos”, explicó la policía española.

La CNU actuó muchas veces ligada a la Policía y el Ejército, e incluso a la Alianza Anticomunista Argentina (AAA o Triple A).

“Estos actos han sido calificados como delitos de lesa humanidad, por lo que se ordenó su captura internacional”, agregó.

La organización ligada a las Juventudes Peronistas, activa en varias universidades argentinas -principalmente en Mar del Plata- “operaba como un grupo de choque”, según las autoridades españolas.

“Irrumpía en las universidades con armas, cadenas y objetos contundentes, para intimidar a los movimientos estudiantiles”, aseguró, precisando que Argentina tiene un proceso judicial abierto al respecto contra “una veintena de personas que afrontan distintas acusaciones”.

FUENTE: AFP