La ministra del Trabajo, Evelyn Matthei, dio a conocer los derechos de los cientos de miles de jóvenes que todos los veranos trabajan para financiar estudio, vacaciones u otros gastos.

“Muchos de estos jóvenes trabajan y con este dinero se costean sus vacaciones, estudios y con ello ayudan en sus casas. Les recordamos a los jóvenes que si son carga de sus padres pueden trabajar un máximo de 3 meses sin perder su condición de carga, es decir no pierden su asignación familiar y el resto de las garantías”, señaló Matthei.

Añadió que “todo trabajador de más de 18 años no puede tener una remuneración menor a $193 mil brutos, en la medida que trabajan las 45 horas semanales. Tienen que tener al menos 30 minutos de descanso y desde el primer día deben tener un libro de registro donde marcar sus horarios de ingreso y salida”.

NORMATIVA

La norma legal señala que si la persona es menor de 18 años y tiene más de 15 puede trabajar pero debe mostrar un permiso de sus padres, debe demostrar que no ha dejado sus estudios y no puede trabajar más de 8 horas diarias.

Matthei sostuvo que “si estas exigencias no se están cumpliendo, les recordamos que pueden hacer su denuncias a la Dirección del Trabajo. Queremos que los jóvenes trabajen, tengan oportunidades, pero lo hagan con las medidas correspondientes y sus respectivos contratos de trabajo”.

Las multas para los empleadores que no cumplen las normas en relación al trabajo temporal de jóvenes, van desde las 20 UTM ($800.100) hasta las 60 UTM  ($2.400.300).

FUENTE: Nación.cl