El Partido Regionalista de los  Independientes (PRI) rechazó participar en las primarias presidenciales de la Alianza o de la Concertación, pero se declaró disponible para acuerdos parlamentarios con éstas u otras fuerzas políticas “tomando en cuenta cada realidad regional”.

La decisión del Consejo Nacional del PRI cierra de este modo la puerta a la invitación formulada por el presidenciable RN Andrés Allamand y sustentada dentro del partido por el dirigente Eduardo Salas, para tomar parte de la interna aliancista del 30 de junio.

Más que involucrarnos en una mera disputa de liderazgos y personalización del poder esperamos contribuir e influir en el ámbito de las ideas y programas”, dice el PRI en parte de su declaración de 5 puntos, donde además celebran el casi 8% obtenido en las pasadas municipales y  reafirman la “independencia” de la colectividad frente  a los restantes bloques de la política chilena.

Según el Consejo Nacional del PRI, en los próximos meses “nos abocaremos a redefinir la propuesta de Gobierno que le ofreciéramos al país en su momento bajo el liderazgo de Adolfo Zaldívar, que sentimos está más vigente que nunca”.

Una vez que estén zanjados los candidatos presidenciales, el PRI asegura que buscarán acercamientos “abriéndonos a un diálogo que pueda culminar en un compromiso formal donde se acojan los planteamientos del PRI en el respectivo programa de Gobierno y en una adecuada representación parlamentaria y cuadros ejecutivos que aseguren la concreción de nuestras ideas y la legítima representación del 8% de los ciudadanos que abrazan nuestras ideas”.

En tal sentido, finaliza la declaración, el Consejo Nacional del PRO mandata a la directiva nacional (que encabeza el ex diputado ex DC Carlos Olivares, en la foto) a “desde ya iniciar una ronda de conversaciones con otras fuerzas políticas para avanzar en la concreción de un Pacto Parlamentario, tomando en cuenta cada realidad regional, la que será informada por los Presidentes Regionales de nuestro partido”.

FUENTE: Nación.cl