Los hermanos Juan y Carlos Huerumán Soto, ambos de 51 años, mataron a Pedro Huerumán en una reunión familiar en Curicó. Le dieron cinco cortes en el cuello y 12 en la espalda.

En prisión preventiva y formalizados por homicidio calificado quedaron dos mellizos involucrados en el crimen de un hermano, identificado como Pedro Huerumán Soto, de 52 años, en un hecho ocurrido en la madrugada del domingo pasado durante una reunión familiar en un domicilio de esta ciudad del Maule.

Los imputados Juan y Carlos Huerumán, ambos de 51 años, a eso de las 07:00 horas, discutieron con la víctima y la agredieron con un arma cortante, lo que le causó la muerte.

El primero de ellos se entregó minutos después a Carabineros. Su versión, declaraciones de testigos, las evidencias de sangre, lesiones de los autores y el resultado de la autopsia, arrojaron que fue el autor material del crimen.

El fiscal a cargo, Juan Pablo Araya, señaló que “quien confesó el delito en primera instancia manifestó que sólo le había propinado tres cortes con arma blanca al occiso”.

Sin embargo, se logró establecer que la víctima presenta a lo menos cinco cortes en el cuello y 12 en la espalda. De estos últimos cinco fueron cortopunzantes en dicha zona.

El persecutor formalizó cargos contra los mellizos por el delito de homicidio calificado por la circunstancia de alevosía. Pidió la prisión preventiva para ambos al estimar que la libertad de ellos constituye un peligro para la seguridad de la sociedad, lo que fue acogido por el Juzgado de Garantía de Curicó y se fijó un plazo de investigación de cinco meses.

SECCIÓN: País
FUENTE: Nacion.cl