Otras grandes empresas, conocidas como distribuidoras de deudas, operan en el mercado local. Están vinculadas a los gremios de la banca y del comercio, ofreciendo reportes de crédito a sus clientes sobre la base de los datos comerciales de consumidores.

El temido Dicom no es la única empresa que opera en el mercado con los datos comerciales de los consumidores, especialmente de aquellos morosos, pues existen otros actores privados -vinculados a los gremios de la banca y el comercio- encargados de trabajar con las “listas negras” y que también son conocidas como empresas de “distribución de deudas”.

Entre estas se encuentran Servicios Integrados de Información S.A. (SIISA); Transunión (Databusiness), y el Sistema General de Informaciones Financieras (Sinacofi), de la Asociación de Bancos, además del famoso Boletín Comercial de la Cámara de Comercio de Santiago (CCS).

LOS PRINCIPALES

Sinacofi: Creada por el gremio bancario en 1987, la empresa tiene los datos sobre las deudas de los clientes bancarios. Cuenta con un sistema de estadísticas de los deudores morosos y fue una de las primeras compañías en advertir el incremento de los consumidores con deudas, luego de la puesta en marcha de la Ley Dicom.

SIISA: Vende sistema de reportes de crédito en línea, seguimiento y control de cartera de clientes y modelos de análisis de riesgo. Hace poco, este buró de créditos acusó de posición dominante a la CCS ante la Fiscalía Nacional Económica, lo que fue rechazado por el Tribunal de la Libre Competencia.

Transunión: Tiene un sistema para registrar y consultar facturas impagas, además de entregar informes comerciales de acuerdo a la necesidad de sus clientes. La empresa está presente en Chile desde 1999, a través de Databusiness, ligada a la CCS y en todo el mundo mantiene informaciones de unos 500 millones de consumidores.

SECCIÓN: Economía
FUENTE: Roberto Valencia