El equipo, denominado Cámara de Energía Oscura, permitirá obtener imágenes nunca antes alcanzadas de galaxias lejanas y, además, responder a las interrogantes sobre la expansión del universo.

Este viernes inició sus operaciones una poderosa cámara instalada en el telescopio del Observatorio Interamericano de Cerro Tololo, en la Región de Coquimbo.

En la ceremonia participaron representantes de organizaciones astronómicas estadounidenses y chilenas.

El equipo, denominado Cámara de Energía Oscura, permitirá obtener imágenes nunca antes alcanzadas de galaxias lejanas y, además, responder a las interrogantes sobre la expansión del universo.

La ceremonia realizada en la cima del Cerro Tololo también marcó el inicio de las celebraciones del 50° aniversario del observatorio que fue fundado en ese sitio, el 23 de noviembre de 1962.

El lugar fue seleccionado en ese entonces por el Observatorio Astronómico Óptico Nacional de Estados Unidos (NOAO) para instalar su mirador austral. Debido a su ubicación geográfica, el sitio recibió su denominación actual.

La Cámara de Energía Oscura está instalada en el telescopio Víctor M. Blanco del Observatorio Interamericano de Cerro Tololo (CTIO). Posee 62 dispositivos de carga acoplada (570 mega pixeles) con una sensibilidad a la luz muy roja sin precedentes, y permitirá efectuar una exhaustiva investigación en la que cada fotografía recopilará luces de 100 mil galaxias que están ubicadas a 8 mil millones de años luz de distancia.

Debido a esas características, constituye la máquina de mapeo del cielo más poderosa que haya existido.

Mediante este estudio, los astrónomos intentarán responder a uno de los más grandes misterios cosmológicos: por qué la expansión del universo se está acelerando en vez de desacelerando a  causa de la fuerza de gravedad.

Entre las autoridades asistentes a la ceremonia se incluyeron el director de NOAO, Dr. David Silva; el director en Chile del Observatorio de la Asociación de Universidades de Investigación en Astronomía de EE.UU. (AURA), R. Christopher Smith; la directora de CTIO, Nicole van der Bliek; el director del Estudio de Energía Oscura, Joshua Freeman; y la representante del Laboratorio Acelerador Nacional (Fermilab), Brenna Flaugher, dependiente del Departamento de Energía de los EEUU.

SECCIÓN: Tecnología
FUENTE: UPI