Diplomático respondió insinuaciones de Wahington respecto a la posibilidad de impedir por la fuerza que Teherán pueda fabricar su primera bomba atómica.

Irán prometió este jueves “contraatacar con toda su fuerza” a cualquier ataque, después de que el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu exigió a la comunidad internacional de poner una “línea roja” al enriquecimiento de uranio de Teherán.

El embajador adjunto iraní ante la ONU, Eshagh al Habib, que volvió a negar que Teherán busque hacerse con el arma nuclear, afirmó que su país “es suficientemente fuerte para defenderse solo y se reserva todo el derecho de contraatacar con toda su fuerza a cualquier ataque”.

Más temprano, un funcionario estadounidense tras una reunión de alto nivel mantenida al margen de la Asamblea General de la ONU en Nueva York dijo que su país e Israel “comparten el objetivo” de evitar que Irán logre el arma nuclear.

La secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, mantuvo un encuentro de 75 minutos con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, horas después de que éste exigiera a la comunidad internacional poner una “línea roja” al enriquecimiento de uranio de Teherán, durante su discurso ante la Asamblea.

Ambos “mantuvieron una profunda discusión sobre Irán y reafirmaron que Estados Unidos e Israel comparten el objetivo de evitar que Irán logre el arma nuclear”, explicó un funcionario del Departamento de Estado en un comunicado.

Acordaron que continuaremos nuestra estrecha consulta y cooperación para lograr este objetivo”, sostuvo.

En una histriónica intervención ante la Asamblea, el líder israelí usó un gráfico de una bomba con una mecha encendida que representaba el programa de enriquecimiento iraní.

“Se está haciendo tarde, muy tarde”, advirtió Netanyahu, al afirmar que Teherán ya avanzó un 70% en el proceso de enriquecimiento de uranio necesario para tener la bomba atómica.

“Frente a una línea roja clara, Irán dará marcha atrás”, aseveró. “El futuro del mundo está en juego”, subrayó.

SECCIÓN: Mundo
FUENTE: AFP