El mercado del zapato femenino es cada vez más variado y amplio por ese fenómeno que mezcla en los pies sensualidad y poder. Calzados Gacel, que acaba de lanzar su nueva línea primavera-verano, lo ha captado. Sin embargo, la industria nacional está muy atrasada respecto a esta tendencia mundial.

Soraya Nazal, gerente de Gacel, es parte del equipo que, temporada a temporada, debe salir en busca de lo mejor de la tendencia internacional en el diseño del calzado para combinarlo con lo preferido por las mujeres chilenas y calzarlo con la mejor técnica de fabricación disponible en el mercado nacional.

Y la tarea no es fácil. Así lo reconoce la ejecutiva que acaba de presentar la colección primavera-verano 2012 de la empresa dedicada a la comercialización y fabricación de calzado, carteras, cinturones y accesorios femeninos en Chile desde 1950, y que esta vez se lució con una presentación muy jugada en la bella pisicina de la casa que alberga el Museo de la Moda de Vitacura.

Un escenario acorde a las nuevas tendencias: vanguardista, sobrio pero elegante, muy combinable y colorido. Pero antes de llegar a esta objetivo hubo un camino largo que recorrer debido a que aunque hay una creación nacional del calzado, “no tenemos la tecnología para producirlos en Chile”.

-¿Qué es de lo que carece la industria nacional del calzado?

-Faltan cueros, faltan adornos, falta gente que haga bases… el mundo del diseño está en la etapa 10 y nosotros estamos en la etapa 1, por decirte. La industria se ha desarrollado poco, entonces no se puede hacer todo en Chile. Las cosas más sencillas las producimos en Chile, lo que requiere más variedad y diversidad, tenemos que hacerlo afuera.

-¿Qué tipo de calzado podemos hacer en Chile y qué no?

-En Chile lo más simple que se puede hacer son botas de montar, todos los estilo country, pero no se puede jugar mucho con los cueros más desgastados, esas cosas así.

-¿Lo más urgente que debiéramos empezar a hacer?

-Las plataformas con diversidades de colores y formas cuestan. En nuestras curtiembres les cuesta mucho llegar a colores de moda, les quedan apagados y se sabe que no es lo mismo “un fucsia” con “el fucsia”, y eso hace el detalle. Tenemos problemas con los herrajes, las matricerías, no están los baños de oro delicados y cuesta mucho hacer desarrollos nuevos, entonces nos tenemos que ir afuera.

-¿Dónde es que Gacel busca suplir estos problemas?

-Brasil para hacer las cosas más sofisticadas. Es lo más cercano y es donde está la industria del zapato más desarrollada. Tienen toda la variedad donde se puede hacer lo inimaginable. Todas las marcas europeras hacen sus desarrollos más top en Brasil y después, cuando quieren hacer lo masivo, se van a China o a países como Turquía o Rumanía.

-¿Qué marcará la tendencia de esta primavera verano en Chile?

-Se viene lo colorido, muy fuerte, los colores diversos donde los zapatos y las carteras son protagónicas. Pueden andar todas vestidas de negro, pero con un zapato multiclor, con una punta roja  con un talón beige por ejemplo. Además, como siguen las faldas lápiz, los short, pitillos y pantalones anchos, el zapato es el que te distingue, que vienen con tacos anchos, plataformas, y muchas combinaciones de materiales.

-Una cosa es un zapato lindo y otro el cómodo ¿se logrará el calce perfectocon esta nueva colección?

-En Gacel nos preocupamos de que los zapatos altos tengan la comodidad para la mujer. Tenemos toda la expertise para que el zapato sea cómodo. Para eso debe tener un cierto ángulo que te tome bien el metatarso.

-¿Y la altura?

-La altura que sea, pero la inclinación del pie debe mantenerse. Puede ser un zapato de 20 centímetros de alto, que obviamente va a ser menos inestable que un zapato de 2 centímetros, pero puedes usarlo cómodamente porque el pie va a estar bien anclado en el zapato.

SECCIÓN: Vida y Estilo
FUENTE: Giglia Vaccani