Dirigentes indígenas llegaron a acuerdo con la organización, que visitará la zonaen conflicto. Unicef condenó “el uso excesivo y desproporcionado de la fuerza contra menores de edad por parte de las policías”.

Luego de 39 días de toma pacífica de la sede de la Unicef en Santiago, los dirigentes mapuche que demandan el término de la violencia en la Región de La Araucanía depusieron la medida.

Esto, tras alcanzarse un acuerdo en que representantes del organismo se comprometieron a visitar la zona en conflicto por la demanda de devolución de tierras usurpadas.

Mañana lunes se hará presente el representante de la Unicef en el país, Tom Holsen, destacando la vocera Mewlen Huencho en declaraciones a Radio Cooperativa que “ellos van a ser testigos de la crueldad que se está viviendo hoy en día a nuestra comunidad”.

En tanto, la Unicef  rechazó “los hechos de violencia ocurridos en la Región de la Araucanía, ya que ponen en riesgo la estabilidad física y emocional de niños, niñas y adolescentes”.

Así lo manifestó la representante adjunta Esperanza Vives, quien condenó “el uso excesivo y desproporcionado de la fuerza contra menores de edad por parte de las policías”.

SECCIÓN: País
FUENTE: Nación.cl