Director del organismo, Francisco Labbé, señaló que en estos sectores “hubo que hacer muchas gestiones y también, porque no decirlo, hubo rechazo de muchas personas que dijeron que no tenían tiempo o que no querían ser censados”.

Los barrios de altos ingresos en Santiago fueron los que dieron la tarea más difícil al Censo 2012, pues se registraron mayores inconvenientes para encontrar a los dueños de casa, o para que los censistas ingresaran a los exclusivos condomonios que existen en el sector oriente de la capital, señaló el director del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), Francisco Labbé.

Uno de los motivos de este fenómeno sería el mayor empleo que se anota en estos sectores, junto a otros factores como estar fuera del hogar en los tiempos de ocio, o a que simplemente muchos de sus habitantes rechazaron a los censistas.

Labbé explicó que “las personas más ocupadas eran más difícil de encontrar. Normalmente a la gente de menores ingresos se les encontraba en la casa, pero en el barrio alto muchas veces íbamos los fines de semana y estaban afuera de Santiago. Entonces, el nivel de ingresos hace que sea más difícil encontrarlos”.

rechazo

Según Labbé, la comuna de Las Condes fue una de las zonas emblemáticas en que se registró este fenómeno. “Efectivamente, las comunas del barrio alto fueron las más difíciles de censar. Contrariamente a lo que la gente piensa, son las comunas de menor ingreso promedio, las que son más fáciles y nos abren la puerta”.

“Hubo condominios donde fue difícil censar y edificios donde fue difícil pasar con la persona de la entrada. Hubo que hacer muchas gestiones y también, porque no decirlo, hubo rechazo de muchas personas que dijeron que no tenían tiempo o que no querían ser censados”.

Labbé aclaró que estos casos serán nuevamente registrados en la encuesta post censal que se efectuará en octubre próximo a lo largo del país.

SECCIÓN: Economía
FUENTE: Roberto Valencia