Proyecto para incorporar esta tecnología en los medios de pago aumentaría la seguridad en la transmisión de datos y sería implementado completamente en el 2014 por la banca local.

El silencioso aumento de clonaciones de tarjetas de crédito tiene con los nervios de punta a los clientes del sistema financiero, quienes exigen un pronunciamiento de la Superintendencia de bancos y del gremio del sector, pues ambas instituciones aún no se refieren a la masiva clonación de plásticos en Temuco, donde estarían afectados entre 400 y 800 consumidores.

En marzo pasado, la Asociación de Bancos e Instituciones Financieras (ABIF) anunció que el próximo año lanzará, junto a Transbank, esta nueva tecnología en el medio de pago, la que debería implementarse por completo en el 2014.

El traspaso al nuevo plástico en el mercado local tendría un costo total de US$200 millones, aunque en la ABIF aseguran que esta inversión no será traspasada a los usuarios.

SEGURIDAD

En la industria internacional afirman que esta tecnología es 100% segura para contrarestar la clonación del plástico por parte de bandas organizadas, debido a que, al pagar con una tarjeta con chip en un local comercial, se genera un criptograma de información único que protege los datos, los que viajan a través del sistema de pagos hasta su validación en un servidor central para posteriormente autentificar la transacción.

El chip sólo puede activarse cuando se pone en contacto con un cajero automático o una caja registradora, lo que significa que, aunque se puedan robar el plástico, el chip no podrá usarse.

La información que el dispositivo guarda en su interior contiene datos de seguridad que sólo el banco puede descifrar y que sólo se activan con el número secreto del usuario, permitiendo que la institución que otorgó el plástico pueda detectar cuando éste fue robado.

AHORRO TIEMPO

Esta tecnología también ahorra tiempo y evita molestias a los titulares de tarjeta, ya que no tendrán que introducir su PIN o clave secreta al pagar en el comercio, siendo solicitado sólo en los avances en efectivo que se hacen en los cajeros automáticos.

SECCIÓN: Economía
FUENTE: Nación.cl