Los titulares de Hacienda, Economía y Trabajo valoraron el 5,3% que registró el último Indicador Mensual de Actividad Económica, pero insistieron en que los efectos de la crisis internacional ya comenzaron a afectar a Chile.

Como una “buena noticia” recibieron los ministros de Hacienda, Felipe Larraín, de Economía, Pablo Longueira, y del Trabajo, Evelyn Matthei, el Indicador Mensual de Actividad Económica (Imacec) de mayo, que superó las expectativas de los especialistas y se situó en un 5,3%.

“El crecimiento de 5,3% no es casualidad y estos resultados son aún más meritorios, ya que se obtienen en un mes con un día hábil menos. La política económica del Gobierno se está haciendo sentir en el país y esperar un crecimiento en torno al 5% para este año no es una utopía”, declaró Longueira.

Por su parte, Larraín destacó que el buen resultado se produce en un escenario externo “adverso” por la crisis internacional, pero enfatizó que aún no se puede “cantar victoria”. 

“Esto es un muy buen punto de partida, pero yo llamo siempre a no cantar victoria antes de tiempo, porque todavía la carrera del crecimiento del año 2012 no está completamente corrida. En este escenario, lo más probable es que vamos a ver una desaceleración en los meses que vienen”, expresó.

En la misma línea, Matthei celebró la cifra, pero aclaró que la crisis ya se está sintiendo en Chile. Aunque “gracias a Dios, por ahora, no se está notando en actividades ni en empleo”

“Si logramos crecer un 5% este año, la verdad es que tenemos que celebrar, porque crecer 5% en un año en que todo el mundo desarrollado lo está pasándolo pésimo, y algunos países con cesantías enormes y también muchos de estos países en desarrollo desacelerándose, si llegásemos al 5% sería increíble”, finalizó la secretaria de Estado.

SECCIÓN: Economía
FUENTE: José Morgado