Créditos comerciales, de consumo e hipotecarios por cobrar a clientes aumentó de $78.976 millones a $91.395 millones entre abril del 2011 y 2012, según informó la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras.

Los niveles de morosidad por el sobreendeudamiento de algunos sectores están cobrando fuerza este año y una prueba de ello es el aumento en más de $12.000 millones de la cartera vencida que registra la banca en créditos de consumo durante los últimos 12 meses, según se desprende de los datos de la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras (SBIF).

Si en abril del año pasado el monto total de los créditos y cuentas por cobrar a las personas llegó a $78.976 millones, en el mismo período de este ejercicio se anotaron $91.395 millones, por lo que la deuda acumulada de los chilenos por créditos comerciales, de consumo e hipotecarios creció en $12.419 millones en un año.

CONSUMO

La deuda en préstamos de consumo pasó de $10.319 millones a $11.945 millones, de los cuales se anota un incremento de $1.143 millones en la morosidad en cuotas, mientras que las deudas de tarjetas de crédito pasaron de $1.951 millones a $2.328 millones, expandiéndose en $377 millones.

Por su lado, las deudas por créditos hipotecarios aumentaron de $20.269 millones a $22.805 millones.

Las cifras van de la mano con lo constatado en el Informe de Estabilidad Financiera del Banco Central , donde su presidente, Rodrigo Vergara, advirtió que “existe la posibilidad de que el endeudamiento y la carga financiera de los hogares crezcan de manera significativa si se materializan escenarios de riesgo negativos”.

SECCIÓN: Economía
FUENTE: Roberto Valencia