Al término de la reconstitución de escena del crimen cometido en 1983, el ministro en visita Carlos Aldana afirmó que el asesino de Tucapel Jiménez también es el autor material de la muerte de Víctor Huerta Beiza.

El juez Carlos Aldana informó este miércoles que el ex agente de la Central Nacional de Informaciones (CNI), Carlos Herrera Jiménez, ejecutó el disparo que terminó con la vida del militante del Partido Comunista, Víctor Hugo Huerta Beiza (52), el 3 de noviembre de 1983 en Concepción.

Aldana, ministro en visita del caso, habló después de más de dos horas de reconstitución de escena del crimen que se realizó en el sector Pedro de Valdivia de la capital de la Región del Biobío, y en la que participaron Herrera y los ex agentes Álvaro Corbalán Castilla y Armando Cabrera Aguilar.

Luego del procedimiento, el juez Aldana sostuvo que “en el sitio del suceso los participantes recrearon su declaraciones y confirmaron lo que ya había en los antecedentes del expediente (…) se confirma las personas que dispararon, en qué condiciones lo hicieron y ello es esencial para establecer responsabilidades”.

“Quien disparó fue el capitán en ese tiempo Herrera Jiménez, y pertenecían a grupos de la CNI que estaban operando en Concepción en esa oportunidad”, dijo el ministro especialista en causas de Derechos Humanos.

Un grupo de familiares y de agrupaciones de ejecutados políticos llegó hasta la reconstitución. Hugo Huerta, hijo de la víctima, sostuvo que “él fue detenido, fue torturado y fue asesinado con una bala en la frente, con una arma (…) el 3 de noviembre de 1983 a las 22:30”.

Tanto Herrera Jiménez como Corbalán y Cabrera se encuentran recluidos en el penal de Punta Peuco, cumpliendo varias condenas por violaciones a los derechos humanos.

En el caso de Herrera Jiménez, mayor de Ejército en retiro, está condenado a 10 años por el homicidio de Tucapel Jiménez y a cadena perpetua por el asesinato del carpintero Juan Alegría Mundaca. Con este último crimen se pretendió ocultar el asesinato del presidente de la ANEF.

SECCIÓN: País
FUENTE: Nacion.cl