Cortes de rutas y manifestaciones también se concretaron en otras ciudades del país, donde los sindicatos exigen un mayor aumento del salario mínimo y los trabajadores del sector de salud rechazan un decreto del Gobierno que aumenta las horas de trabajo.

La ciudad de La Paz, sede de los poderes Ejecutivo y Legislativo de Bolivia, y varias otras ciudades del país fueron escenario este viernes -por tercer día consecutivo- de marchas sindicales, de médicos, paramédicos y estudiantes, en el marco de una huelga de 72 horas en rechazo a decretos del Presidente Evo Morales.

EN LA PAZ

En la capital ruidosas marchas sindicales de unas 4.000 personas fueron encabezadas por un centenar de mineros estatales del poderoso y radical sindicato de Huanuni que en su recorrido por céntricas calles de la sede de Gobierno hacen explotar cartuchos de dinamita y petardos, sin causar víctimas.

La Policía ejerce una nutrida vigilancia policial en la plaza de Armas, donde el Presidente Morales tiene su despacho, tras 2 días de choques con civiles que dejaron más de una decena de heridos, entre manifestantes y uniformados, según reportes del Ministerio de Gobierno.

salario mínimo

“Estamos demostrando por tercer día estas exitosas marchas y huelga”, afirmó el líder de la Central Obrera Boliviana (COB, izquierda), el más grande sindicato del país, Juan Carlos Trujillo, al encabezar la protesta y recordar el rechazo al incremento salarial del 8% propuesto para este año.

El salario medio de Bolivia uno de los menores de América, sube de 546 hasta 590 dólares al mes, y el mínimo legal hasta 145 dólares, con el decreto de Morales, pero los sindicatos quieren más.

MÉDICOS

En tanto, estudiantes de medicina vestidos con batas blancas secundaron las protestas de los médicos y empleados sanitarios en varias ciudades y en La Paz colapsaron el transporte.

Los médicos, paramédicos y universitarios de medicina rechazan otro decreto del Mandatario que aumentó la jornada laboral de 6 a 8 horas, sin compensación económica.

FUERA DE LA CAPITAL

En las ciudades de Santa Cruz (este), Tarija (sur), Oruro (oeste), Cochabamba (centro) y Potosí (suroeste) también se han reportado bloqueos de caminos interdepartamentales, según informes de las radios privadas Erbol y Fides.

Y se realizaron multitudinarias marchas sindicales en varias ciudades bolivianas (en la foto Cochabamba).

“Aclaramos que aquí nadie está viniendo a desestabilizar al Gobierno. Lo que sí estamos haciendo es reivindicar nuestras demandas”, declaró Trujillo a los medios.

“EL PEOR MOMENTO DEL GOBIERNO”

Pero Gobierno ha criticado las huelgas y marchas, que el miércoles fueron reprimidas con dureza por la policía cuando los manifestantes intentaban pasar por la fuerza hacia donde están las sedes del Gobierno y el Parlamento.

Morales dijo este viernes que no entiende cómo la COB puede “defender a un puñado de privilegiados que solo quieren trabajar 6 horas”, en referencia a los médicos y sanitarios.

MOLESTO CON LA PRENSA

También expresó molestia porque un medio afirmó que el actual es “el peor momento del Gobierno, porque ni el Presidente puede movilizarse”, a raíz de las manifestaciones y bloqueos que se repiten casi a diario desde hace 7 semanas, con algunos disturbios violentos en torno al Palacio Presidencial.

“No tengo ningún problema para llegar”, insistió el Mandatario ante informadores, a quienes regañó porque, según él, tergiversan las noticias.

También señaló que su vicepresidente, Álvaro García-Linera, le comentó que este miércoles en un medio se dijo que “hay que hacer colgar al Presidente Evo Morales”, y preguntó: “¿Para eso son los medios de comunicación? ¿Para hacer colgar?”.

 

SECCIÓN: Mundo
FUENTE: EFE, AFP