Durante esta mañana sólo se pudo concretar el rescate y traslado de cuatro de los fallecidos para que se les apliquen las pericias de rigor en Ancud.

El clima imperante en Chiloé ha dificultado el traslado de los cuerpos de las hasta ahora 7 víctimas fatales de la tragedia aérea de Quellón.

Según indicó el general de la Fuerza Aérea a cargo del procedimiento, Juan González, durante esta mañana sólo se pudo concretar el rescate y traslado de cuatro de los fallecidos para que se les apliquen las pericias de rigor en Ancud.

La avioneta que pilotaba Ricardo Hein se extravió pasado el mediodía del miércoles y este jueves fueron hallados los restos de su fuselaje en la ladera de un cerro en el sector de Piedra Blanca.

El general González, señaló a radio Biobío que no es posible continuar por ahora con el operativo, ya que el mal tiempo y la accesibilidad del lugar no permiten evacuar a los otros tres cuerpos.

Los restos de las cuatro víctimas ya rescatadas yacen en el areódromo de Pupel, de donde serán trasladados en vehículos del Servicio Médico Legal de Ancud (SML), hasta esa institución para comenzar con los exámenes y reconocimiento de parte de sus familiares.

El general  indicó que durante el mediodía podrá haber mejoras en el clima, para reanudar las labores de rescate.

En cuanto al paradero del octavo pasajero de la aeronave, González precisó que aún no hay indicios de él.

Junto al piloto Ricardo Hein Bahamonde viajaban:

Genaro Barría Barrientos, gerente general de la empresa Aixamar.

► Su hijo Christopher Barría Soto.

Carlos Muñoz Ticel, de Melinka.

Juan Marcelo González de la Fuente, de la empresa Servomar.

Onofre Bernardino Uribe Soto, de Quellón.

Pablo Briceño, de Puerto Montt.

Andrés Valderrama

SECCIÓN: Regiones
FUENTE: Nación.cl