El embajador chileno en España, Sergio Romero, asegura que la Fundación Chile-España “no persigue fines comerciales de ninguna especie”, y dice que tiene como propósito central “promover iniciativas, actividades y proyectos culturales que contribuyan al fortalecimiento de los vínculos” entre ambos países.

En un comunicado, el embajador Sergio Romero expresó su “absoluta confianza” en que la justicia “resolverá rectamente sobre este asunto y confirmará que no existe ningún fundamento para una acción de esta naturaleza que sólo persigue, a nuestro entender, finalidades meramente políticas”.

El embajador se refiere a la información difundida desde Santiago, en la que se indica que la Fiscalía Centro Norte investiga una denuncia contra él por el supuesto funcionamiento de una fundación con fines comerciales en la sede diplomática de Madrid.

La denuncia fue presentada por el abogado Eduardo Contreras en representación de 2 asociaciones de ciudadanos chilenos en España, que acusan a Romero de facilitar las instalaciones de la embajada para alojar la Fundación Chile-España.

En ese sentido, el embajador subraya en su comunicado que dicha fundación “carece de fines de lucro y su operación se desarrolla normal y eficazmente en su propia sede de Madrid”.

La Fundación Chile-España es una entidad sin fines de lucro y dotada de personalidad jurídica creada en mayo pasado con el objetivo de impulsar el desarrollo de las actividades e intercambio cultural, social, económico y artístico entre los dos países, informó el Gobierno chileno en su presentación.

La investigación sobre este asunto está en manos del fiscal Marco Mercado, de la Fiscalía Metropolitana Centro Norte de Santiago

SECCIÓN: País
FUENTE: EFE