La acción apunta a manifestar su descontento por la nula respuesta que han tenido del gobierno a su petición de que se les devuelva el cobro aplicado durante 30 años para ejercer su labor en los recintos portuarios. La doble jornada de brazos caídos comenzará a las 08:00 horas de este miércoles y concluirá a las 23:00 horas del jueves.

Los trabajadores portuarios del país convocaron a una doble jornada de paralización nacional para este miércoles y jueves con el fin de emplazar al Gobierno a que les devuelva el impuesto que se les descontó por 30 años a los empleados eventuales.

Robinson Ávalos, vocero nacional de la Unión Nacional Portuaria de Chile, señaló que “el cobro se aplicaba a todo sueldo superior a 0,45 UTM ($17.600), cuando el resto de los trabajadores del país pagan impuesto sólo cuando su ingreso mensual sobrepasa las 13.5 UTM ($528.000)”.

Los portuarios del país exigen al Gobierno la devolución del impuesto de segunda categoría para los operarios eventuales, el que fue cobrado de 1981 a 2010.

El dirigente enfatizó que en su momento se conversó con la Comisión de Hacienda del parlamento, “la que dictaminó que no era justo lo que se estaba haciendo y ésta acogió que los dineros fueran devueltos a  los trabajadores”.

El líder sindical añadió que posteriormente se reunieron con el subsecretario de Hacienda, Julio Dittborn, “quien nos indicó la situación no estaba en sus manos, sino que en el ministerio del Interior. Pero, que debíamos realizar un juicio ante la Corte, en el que se pidiera la retribución de las platas”.

Ávalos añadió que “el Presidente Piñera en la televisión dice los trabajadores del país merecen todo el respeto. Aquí están demostrando lo contrario”.

En ese sentido precisó que no hubo ningún acercamiento más con el actual gobierno por lo que se llamó a un paro nacional pacífico de brazos caídos, “a la espera del ministerio del Interior pueda acoger la petición y nos cite a una reunión”, declaró el dirigente.

Subrayó que paralizarán más de 8 mil trabajadores, la mayoría de los puertos está adhiriendo Arica, Iquique, Antofagasta, Mejillones, Tocopilla, Caldera, Huasco, Coquimbo, Chañaral, San Antonio, una rama de trabajadores de Valparaíso, todos los puertos de la región del Biobío (Coronel, Lirquén, Talcahuano, Schwager, San Vicente) y Punta Arenas.

“Contamos con el apoyo  del Colegio de Profesores, la Confederación de Estudiantes de Chiles (Confech), los trabajadores forestales, mineros y pesqueros”, recalcó.

El portavoz indicó que con la huelga “se va ver afectada prácticamente toda la economía del país: el sector forestal, minero, pesquero y frutícola”.

“No es nada en contra de las empresas, sino que es solamente una forma de presionar al Gobierno. No nos queda otra forma de hacerlo, las marchas no van a rendir frutos”.

OTRAS DEMANDAS

A su vez, el vocero nacional se refirió a otras exigencias pendientes que tienen como trabajadores portuarios.

Ávalos dijo que “Talcahuano con el tsunami quedó desprotegido totalmente. El gobierno debe crear un fondo para un seguro catastrófico, ya que ese puerto fue destruido y no hay nada que proteja a los trabajadores”,

Recalcó que “en los puertos de Coquimbo y Talcahuano existe una indignación ya que fueron recientemente licitados.Hay trabajadores que quedarán en la calle sin nada que los proteja”.

Y agregó que “no van a ser contratados, ni muchos menos tomados en cuenta como eventuales. No va haber una jubilación para los más viejos, ni una indemnización para los más jóvenes”.

Además señaló que “30 trabajadores en Arica fueron despedidos, sin pago de indemnizaciones, ni jubilaciones”.

SECCIÓN: País
FUENTE: Carlos Vega / Nación.cl