“Si mi papá fuera detenido desaparecido, el cambio me parecería un insulto”. Así reaccionó el alcalde de Puente Alto, Manuel José Ossandón, ante la medida aprobada por el Consejo Nacional de Educación (CNED) que suprimió el concepto de “dictadura” y lo reemplazó por el de “régimen militar” para referirse al período de Augusto Pinochet, en las bases curriculares 2012.

Ossandón, vicepresidente de Renovación Nacional, se alineó así con personeros de su partido que se han opuesto a la disposición, en contraste con otros dirigentes de la misma tienda –como el diputado Alberto Cardemil y ex subsecretario del Interior de Pinochet- lo han respaldado.

“La historia no se cambia por decreto, claramente fue una dictadura”, dijo el edil entrevistado en el canal 24 Horas, apuntando además que se cometió  “otro error para ganarse un conflicto gratuito”.

“No había para qu{e cambiar (la palabra), y ganarse un conflicto,  claramente fue una dictadura. Otra cosa sería ponerse a discutir las razones, pero de que fue dictadura, fue dictadura”, añadió.

El cambio también fue avalado por el ministro de Educación Harald Beyer, quien comentó ayer miércoles que la medida cumplió todos los pasos para ser aprobada en el CNED, aunque acotó que él prefiere hablar de “régimen dictatorial”.