Corporación Nacional de Consumidores y Usuarios (Conadecus) detectó cinco casos que demuestran el alza en el costo de la vida en el país, en el acceso a créditos, educación superior y en salud.

Una serie de datos elaborados por organismos institucionales que reflejan el alto costo de la vida en Chile, detectó la Corporación Nacional de Consumidores y Usuarios (Conadecus) en servicios públicos de banda ancha y electricidad, además de bienes sociales como la educación y salud, y el acceso de la población al crédito.

Entre los datos mencionados por la organización civil, se destaca el costo promedio del servicio internet de banda ancha que en Chile “llega a US$20 el megabyte por segundo en los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) el precio es de US$5,6 por Mbps”.

“Lo cierto es que asumir esta brecha será gravitante para cumplir el objetivo de cruzar el umbral hacia el desarrollo durante esta década, al reportarse ganancias relevantes en materia de productividad, emprendimiento e innovación”, señalan en Conadecus.

ELECTRICIDAD

La tarifa de luz residencial también es abordada por la organización de consumidores. A nivel local, el costo es de US$0,24, “siendo la más alta del bloque respecto al PIB per cápita. Esta, supera con holgura a la de naciones como Estados Unidos, Italia, Portugal, España, Bélgica, Dinamarca, Australia y Finlandia”.

“Cabe destacar que los montos asociados al domicilio no son fijos, dependiendo de cada empresa proveedora y del sector de la vivienda. En este sentido, por ejemplo, Chilectra distingue varias áreas de la Región Metropolitana, donde el valor varía entre ellas”, se añade.

SALUD Y EDUCACIÓN

En materia de salud, se menciona el gasto de US$817 que debe desembolsar cada chileno, mientras que en la OCDE alcanza un promedio de US$3.223 per cápita.

Según Conadecus, el costo de la educación superior muestra un aumento de 156% en los aranceles, desde 1990 a la fecha. “Tras este fenómeno subyace la raíz de la discusión que se ha instalado en la agenda nacional. Y es que en términos relativos, la educación superior chilena es la más cara del mundo, con un precio promedio de US$3.400, equivalente al 22,7% del PIB per cápita, superior al de países como Estados Unidos, Corea, Inglaterra, Australia, Canadá y Japón”, se indica.

CRÉDITOS

En el acceso al crédito, Conadecus sostiene que, pese a que el país estás ubicado en el ranking de facilidad para obtener préstamos, “eso no garantiza que los préstamos sean a tasas competitivas”.

“Si bien las comparaciones entre países no son del todo correctas, debido a que dependerá mucho de la penetración bancaria en cada mercado (mientras mayor sea, más alta será la tasa por el riesgo de los segmentos más bajos), lo cierto es que existe un relativo consenso respecto de que en Chile son elevadas, en especial para las personas y las empresas de menor tamaño”, indica la indagación de la entidad.

SECCIÓN: Economía
FUENTE: Roberto Valencia / Nación.cl