En la última instancia de apelación, los querellantes buscan que se apliquen penas más altas a los culpables, como también que se contemple el delito de estafa. Los hermanos Marco y Pedro Elgueta, fueron condenados a 5 años y 1 día por la Corte de Apelaciones.

Los querellantes del caso Eurolatina presentaron este jueves el recurso de casación al fallo de la Corte de Apelaciones, que condenó a penas de cinco años a los dueños de la financiera.

De acuerdo a María Elena Huaiquipán, vocera de las familias afectadas, las penas que se impusieron a los responsables son bajas y no contemplan el delito de estafa, que para ellos es fundamental, porque les permitiría recuperar sus viviendas.

“Por supuesto espero que se amplíe a estafa. Además, las penas deberían ser más altas, por lo menos 10 años, porque hay gente que murió esperando justicia en la desolación total, y el Estado tiene mucha culpa que estos prestamistas usureros actúen con plena libertad y aun lo hagan a través de Los Queñes y sus cónyuges”, agregó.

Este recurso permitirá que la Corte Suprema analice la resolución dictada en segunda instancia por la Quinta Sala de la Corte de Apelaciones de Santiago y dicte, así, sentencia definitiva, sin posibilidad de una nueva apelación.

En primera instancia, el juez Juan Cristóbal Mera había decretado la absolución de los dueños de la financiera, los hermanos Marco y Pedro Elgueta.

SECCIÓN: País
FUENTE: UPI