Kast y Salaberry estamparon una querella por “perturbación del ejercicio de los órganos colegisladores”, tras dos manifestaciones desde las tribunas en contra del parlamentario que protagonizó un violento incidente que precedió al aborto de la secretaria de Teillier (PC).

Una nueva querella ante tribunales arrastra la situación del diputado UDI Enrique Kast. Esta vez fue la bancada gremialista la que presentó una acción legal buscando proteger al parlamentario tras dos manifestaciones en su contra desde las tribunas de la Cámara.

El jefe de la bancada, José Antonio Kast, junto a Felipe Salaberry, interpusieron una querella contra quienes resulten responsables, reclamando un delito de “perturbación grave al ejercicio de los órganos colegisladores” y persiguiendo sanciones de reclusión menor en su grado mínimo (61 a 540 días) y multa de hasta 10 UTM.

Salaberry explicó que “la querella busca terminar con una escalada de violencia al interior del Congreso, sin perjuicio de las legítimas  expresiones ciudadanas”, negando que con ellos se esté coartando las manifestaciones.

A su juicio “hay un límite para esas expresiones y lo que hemos visto en las últimas jornadas, con la interrupción de las sesiones, amerita que los tribunales se pronuncien”, recalcando que “hoy tenemos a un parlamentario, producto de estas acciones, amenazado de muerte en las redes sociales, con escolta policial”.

Habiendo otra querella en tribunales, de la secretaria Mildred Mella contra el diputado Estay por el delito de aborto, Salaberry dijo solidarizar con el dolor de la mujer, pero que ello no puede ser justificación de “un espiral de expresiones violentas que pueden terminar en situaciones que tengamos más aún que lamentar”.

El martes un grupo de secretarias se manifestó con carteles y gritos en contra de Estay desde las tribunas, en tanto el miércoles hicieron lo propio representantes de las juventudes comunistas.

Hoy Salaberry dijo que “es inaceptable e inmoral que un partido político pretenda usar y abusar del dolor de una secretaria para el menoscabo y uso violento de acciones políticas”.

SECCIÓN: País
FUENTE: Nación.cl