Lleva tres semanas en Chile trabajando en “Vuelve”, el primer single de su nueva producción discográfica. Giovanni Falchetti, radicado hace un tiempo en México, se confiesa con Nación.cl sobre su trabajo musical y el episodio vivido con Anita Alvarado, cuando ésta le enrostró en su cara que era gay. Acontecimiento que tardó mucho en olvidar.

Con el precedente del exitoso cover “La maldita primavera” de Yuri, que grabó para su anterior disco, Falchetti quiso seguir por la misma línea, y por estos días en nuestro país grabo “Vuelve”, que es un cover que Rafaella Carrá popularizó a fines de los ’70 comienzos de los ’80.

“El tema de Yuri fue como la llave maestra para entrar al mercado mexicano. De hecho el video clip estuvo rotando en Telehits, una cadena súper importante de música. Y por los buenos resultados de ese cover se originó la idea de hacer otro, en este caso uno de Carrá”, explica Falchetti.

La placa incluirá temas inéditos, en los que participó el reconocido compositor Roberto Belester, quien ha escritos las letras a “Los Ángeles Negro” y Cristián Castro, entre otros. El disco terminado verá la luz a fines de agosto o comienzos de septiembre.

“Son temas románticos, pero hay un cambio musicalmente, hay mucha más guitarra, hay un sonido mucho más moderno, más banda y una onda mucho más latina, que yo la había perdido en mi último disco. Eso lo aprovecho mucho en la puesta en escena porque bailo, hago unos movimientos y eso a la gente le gusta mucho en vivo. Le canto al amor”, se confiesa el artista.

-Tu reconocimiento como artista ha sido en México, no en tu propio país, ¿a qué lo atribuyes?

-Sí, me ha ido bien y es curiosos cuando uno recibe reconocimiento o tanto apoyo en un país que no es el tuyo, es raro. Ahora, yo siempre en Chile he trabajado la promoción, el problema es que no hay tanta difusión. El año pasado estuve en “Animal nocturno” y vine a recibir el Premio Orgullo Gay Bicentenario. Siempre de alguna forma estoy en mi país pero no con la difusión y acogida que tengo en México. Pero me vuelvo al país donde radico actualmente a fines de julio feliz de la vida a trabajar allá y a seguir haciendo carrera, que es donde me está reportando la parte económica.

-Es un tema de mercado también…

-Puede ser porque es pequeño, puede ser un tema de difusión. Ahora tampoco en Chile hay una parrilla grande de cantantes nacionales que estén constantemente en medios de comunicación, son pocos y son los típicos. Además el fenómeno “Rojo…” tenía pantalla diaria pero desde que se acabó tampoco muchos integrantes han hecho noticia o han estado presentes en los medios. Entonces, creo que es difícil, pero al final es tu trabajo, es lo que uno hace y, nada, seguir trabajando.

-Has tenido conversaciones para realizar proyectos televisivos, ¿si se concretará alguno donde queda la música?

-Sí, he tenido conversaciones pero no se concretó nada, pero el hecho de estar trabajando en un medio de comunicación me limita la parte musical, entonces cómo hago giras y promociones. Y no hay que olvidar que en México hay mucha actividad artística, hay alfombra roja todos los fines de semana. Elegiría por un tema monetario si un programa como “Factor X” me hace una oferta para estar de jurado, ahí diría que sí, porque es rico entregar todo lo que uno ha aprendido durante tantos años, además que ese tipo de programas está ligado a lo mío.

Tampoco quiero estar toda la vida arriba de un escenario. Quizá el día de mañana me gustaría producir a otros cantantes, a hacer por ellos lo que por mí no hicieron, poder abrirles el mercado mexicano y hacer campañas promocionales.

-Me imagino que en estas semanas en Chile te has puesto al tanto en las copuchas faranduleras, una de ellas el video prohibido del “Mago” Valdivia con Angie Alvarado, ¿qué opinas de ese escándalo?

-Sí, claro, pero con la mano en el corazón, todo lo que tenga que ver con las Alvarado, ya sea con la mamá o con la hija, cero comentarios…y no es mala onda porque a la niña no la conozco y me imagino que cuando pasó lo de su mamá conmigo Angie era muy chica. Me ha costado muchísimo desligarme de lo que me pasó con la Anita Alvarado y he tratado siempre de ya no más… no tengo nada que decir porque todo lo que hacen siempre es polémico, es tan bajo todo.

-Tu percance con la geisha chilena te dejó marcando ocupado…

-Fue súper fuerte porque fue en un momento que no correspondía. Ahora no me dijo ninguna ofensa…si alguien te pregunta si tu eres gay al final no te está ofendiendo, te está preguntando para saber…como “oye fumas, tomas o eres gay” pero en buena, pero ella fue como acusándome, como una mala onda y no me lo esperaba. Igual toda la gente relaciona como que ella me sacó del clóset, pero al final el que dijo que era gay fui yo. Además fue Jaime Coloma el que me pregunto mi sexualidad en una clase, pero la gente se quedó con la idea de que ella (Anita Alvarado) me sacó del clóset. Claro que fue la que hizo un poco el camino para que yo lo dijera.

Me pase 2 ó 3 años con el tema de la geisha y qué sentiste con la geisha y las tallas siguen hasta el día de hoy, por eso yo feliz en México, allá nadie me pregunta…

-Es otra mentalidad en México…

-La diferencia de México es que los personajes de la farándula son actores, cantantes gente reconocida, como por ejemplo la separación de Manuel Mijares con Lucerito o que pillaron a Pedro Fernández saliendo de un bar…los personajes que hacen la farándula son artistas, son gente de peso, de renombre, son gente que uno las respeta y se interesa en saber qué les pasa, son como estrellas. A diferencia de acá que son personajes que pelean entre ellos y de poca monta.

AUTOR: Susana Freire G./
FUENTE: Susana Freire G./