Tras un recorrido por las calles de la capital marcados por los gestos de cariño que les brindaron los capitalinos, el cortejo fúnebre llegó hasta la Escuela de Carabineros, donde se ofició una misa en recuerdo del general Bernales y los otros cinco chilenos que perdieron la vida en Ciudad de Panamá.

Luego de un trayecto de más de una hora y media por las calles de Santiago, el cortejo con los féretros del general José Alejandro Bernales y los otros cinco chilenos fallecidos en el trágico accidente de helicóptero en Panamá, arribó a la Escuela de Carabineros, en calle Antonio Varas, para una misa fúnebre.

Autoridades y familiares se dieron cita en el edificio donde se forman los futuros carabineros para participar en una ceremonia religiosa en recuerdo de las víctimas. Junto a Bernales, en el lugar serán velados su esposa Teresa Bianchini; el coronel Óscar Tapia, su señora Carolina Reyes Cruz, el coronel Ricardo Orozco y el capitán Mauricio Fuenzalida, quienes perdieron la vida en Ciudad de Panamá.  

El recorrido desde el grupo 10 de la FACH -donde arribó pasadas las 23 horas el avión con las urnas- estuvo marcado por los gestos de cariño que le brindaron miles de capitalinos que se apostaron en las calles para ver el paso del cortejo, expresando su último adiós al fallecido general y los otros compatriotas.  

Especialmente emotivos fueron los momentos en que la comitiva pasó por la Alameda, frente al palacio de La Moneda y la Dirección General de Carabineros. Desafiando la fría noche santiaguina, muchos esperaron por horas y llegaron con banderas chilenas y pétalos de flores para expresar su homenaje.  

Mientras en el interior de la Escuela se desarrollaba el oficio religioso, en las afueras llegaron ciudadanos comunes y corrientes que querían participar y expresar su solidaridad con la institución en este difícil momento que atraviesa.  

Los ataúdes permanecerán durante todo el sábado en el lugar para ser acompañados por sus seres queridos, autoridades y los ciudadanos que quieran despedirse de los fallecidos. Las puertas del  recinto estarán abiertas entre las 08:00 y la 21:00 horas, lapso en el que se efectuarán responsos cada una hora, siendo los de las 12:00 horas y 19:00 horas los de carácter oficial. 

El domingo los féretros serán trasladados hasta el patio de honor de la escuela matriz, donde a las 11:00 horas se realizará la misa fúnebre de los cuatro oficiales y las dos esposas que los acompañaban al momento de la tragedia, quienes luego serán sepultados en el cementerio Parque del Recuerdo.

SECCIÓN: País
AUTOR: