Los restos de Lumi Videla, joven militante del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR), que fue asesinada en sesiones de ttortura de la Dina para luego ser arrojada a los patios de la embajada de Italia, descansan desde hoy en el Memorial del Detenido Desaparecido y Ejecutado Político del Cementerio General.

Los restos de la mujer se encontraban desde octubre de 2002 en el Servicio Médico Legal de Santiago, tras una exhumación ordenada por la jueza que investiga su muerte.

En la ceremonia fúnebre, familiares, amigos y ex miliantes del MIR, homenajeron a Lumi Videla, frente a lo que fue la casa de reclusión clandestina de la Dina en el número 1305 de la calle José Domingo Cañas, en Ñuñoa. Tras el acto trasladaron el pequeño féretro hasta el campos santo de Recoleta.