La Congregación Salesiana de Chile dio a conocer un comunicado público acerca de la muerte del sacerdote salesiano Gerardo Poblete, cuyos restos fueron exhumados hace una semana como parte de una investigación judicial para confirmar las causas de su muerte. El siguiente es el texto del comunicado:

1. La Congregación Salesiana ha acogido con alegría los resultados de la investigación que ha llevado adelante el señor ministro de la Corte de Apelaciones don Daniel Calvo, acerca del esclarecimiento de las verdaderas causas de la muerte del sacerdote salesiano padre Gerardo Poblete Fernández, ocurrida en Iquique el 21 de octubre de 1973, siendo miembro de la comunidad salesiana de dicha ciudad.

2. La Congregación trató de esclarecer la verdad de los hechos, con el fin de restituir en toda su verdad la figura sacerdotal, la labor educativa pastoral, la grandeza humana y espiritual del padre Poblete.

Fueron largos años de intentos legales ante las autoridades que no dieron los frutos deseados.

Así, una vez sucedidos los hechos, vino de Roma el padre Egidio Viganó C, superior mayor del Consejo General de la Congregación, quien junto con los superiores salesianos locales hizo gestiones ante el Jefe de Estado, para el esclarecimiento de lo sucedido. Luego, junto a la Conferencia Episcopal, solicitó al Supremo Gobierno una investigación de lo acontecido. Los resultados no arrojaron las conclusiones esperadas.

La Congregación, en el año 1990, volvió a presentar el caso ante la Comisión Nacional de Verdad y Reconciliación. El Informe Rettig arrojó como resultado la convicción de que el P. Gerardo Poblete F. fue víctima de la violación de los derechos humanos.

Finalmente se presentó una querella criminal en enero del 2001 ante la Corte Apelaciones de Santiago.

3. Lamentamos profundamente algunas versiones periodísticas que han entregado informaciones que no se ajustan a la plena verdad, pretendiendo acusar a la Congregación de complicidad.

4. Por este medio, públicamente, queremos manifestar nuestra solidaridad y aprecio a la familia del P. Gerardo Poblete F., en particular a su madre y hermanos.

En el caso de la exhumación ocurrida en el día de ayer (lunes 31 de marzo), no fuimos informados que iba a estar presente la familia y que deseaban además celebrar una liturgia. Por lo que lamentablemente concurrió en nombre de la Congregación el hermano salesiano encargado de estos servicios, para ser testigo de la exhumación ante el ministro de la Corte.

5. Una vez concluido el proceso jurídico, como Congregación celebraremos una eucaristía, en todas las comunidades salesianas en Chile, para agradecer a Dios la verdad y la justicia sobre nuestro hermano P. Gerardo Poblete F., para orar por sus seres queridos vivos y difuntos y, por todas las víctimas de las violaciones de los derechos humanos, y así, con espíritu cristiano estar dispuestos al perdón evangélico.

En nombre de la Congregación Salesiana, P. Bernardo Bastres F.

Superior Provincial de los Salesianos de Chile.

Santiago, 1 de Abril de 2003.

NOTA DE LA REDACCIÓN: El comunicado -que se nos hizo llegar recién el sábado 5 de abril- dice en su punto 3 que lamenta “algunas versiones periodísticas” en este caso. Este periódico dio a conocer los antecedentes del caso a la opinión pública el domingo 30 de marzo, un día antes de que los restos del padre Poblete fueran exhumados por orden del juez. Las informaciones recogidas por La Nación de labios del propio padre Maximiano Ortúzar Cariola, superior de los salesianos en Iquique en la fecha en que ocurrieron los hechos, indican que éste aceptó en su momento dar como buena la versión de que el padre Poblete murió “por un ataque el corazón” y que esa fue la información que se dio a la familia y a la comunidad salesiana. Hoy, gracias a las investigaciones judiciales, está establecido que Poblete murió víctima de torturas en una comisaría de Carabineros.