Sin desórdenes ni incidentes graves que lamentar transcurrió -en la Región Metropolitana- la celebración del nuevo año, cuyo epicentro en Santiago fueron la Alameda y los fuegos artificiales lanzados desde la Torre Entel.

Para el intendente metropolitano, Marcelo Trivelli -quien presenció en terreno las actividades a la medianoche del martes 31- la tranquila jornada ha sido una muestra de la “cultura cívica” que tiene la ciudadanía para participar en eventos masivos, lo que permitió, explicó, dar la bienvenida al 2003 sin desórdenes, delitos ni acciones violentas de consideración.

En el balance de la jornada, la autoridad regional destacó que las celebraciones se desarrollaron con tranquilidad y en familia, sin que se registraran detenidos, denuncias de delitos, problemas de seguridad social o accidentes

automovilísticos en la Región Metropolitana.

“Afortunadamente, no tenemos que lamentar ningún accidente fatal. La información que he recibido de Carabineros y de algunos servicios de salud es que la noche ha sido normal. No hay muertos por accidentes de tránsito, no hay heridos graves por quemaduras y la noche se ha desarrollado con cientos de miles de personas celebrando en las calles y sin ningún incidente”, señaló.

Agregó que el éxito con que se desarrolló la jornada obedeció al cumplimiento de las medidas de seguridad por parte de los organizadores de espectáculos pirotécnicos y la fiscalización realizada por el Ejército.

“La normativa (estuvo) perfecta. Creo que los organizadores cumplieron a cabalidad los proyectos que habían presentado en los aspectos técnicos y el Ejército, que cumplió una labor de fiscalización técnica ejemplar. Eso permitió

que estos cientos de miles de santiaguinos saliéramos a las calles a festejar y a ver los fuegos artificiales con alegría y tranquilidad”, explicó Trivelli.

El intendente de la Región Metropolitana habló al mediodía de ayer en el bandejón central de la Alameda frente a La Moneda, lugar que a esa calurosa hora ya había sido limpiado, debido a las cuadrillas de aseo que se desplegaron luego del espectáculo en la torre de comunicaciones.

BALANCE POLICIAL

Pese al positivo balance de la autoridad regional metropolitana, Carabineros informó que nueve personas murieron en accidentes y agresiones ocurridas durante las celebraciones del año nuevo a lo largo del país.

La información oficial señala que -en la Octava Región- dos personas fallecieron en hechos delictivos y otras dos accidentes de tránsito ocurridos en Cañete y Chiguayante.

En la Décima Región, en tanto, se registraron tres víctimas fatales en accidentes de tránsito y -en Santiago y Rancagua- dos personas perecieron en los incendios de sus viviendas.

UN SANTIAGUINO MÁS

Como un santiaguino más, el intendente de la Región Metropolitana, Marcelo Trivelli, junto a su señora, observó en la Alameda el espectáculo pirotécnico de la Torre Entel. La escena, poco habitual en otros países, llamó la atención de una familia colombiana que festejaba la llegada del nuevo año en Chile.

Según explicó ayer Trivelli, la pareja de extranjeros estaba sorprendida de que la autoridad regional paseará tranquilamente por la Alameda y compartiera con la ciudadanía sin necesidad de escoltas. La sorpresa fue tal que decidieron grabar la inusual escena y solicitar al intendente que enviara un mensaje de paz a Colombia. Al recordar ayer la escena, Trivelli aseguró que Santiago es “una gran ciudad y el gran desafío es que sea una capital de clase mundial; tenemos todas las oportunidades para que eso suceda”.