Las vacaciones han arrancado con el nuevo año y miles de santiaguinos ya escapan de la ciudad para disfrutar de sus días de descanso. Al salir, sin embargo, los citadinos se encuentran entrampados entre desvíos y arreglos en la carretera Panamericana Sur o la Norte-Sur. La razón tiene la urgencia y molestia transitoria del progreso: la concesión entregada a las empresas Grupo Dragados S.A., Skanska Projektutveckling- Fastigheter AB, empresa constructora Brotec S.A. y empresa constructora Belfi S.A., que componen el grupo licitante Autopista Norte-Sur S.A.

El proyecto del conglomerado, conocido como Autopista Central, considera el mejoramiento de dos ejes estructurales de la Región Metropolitana, la Norte-Sur y la avenida General Velásquez, que significan 60 kilómetros de arreglos.

“Esta es la obra más grande que se construye en Santiago”, señala María Irene Soto, jefa de asuntos públicos de Autopista Central. El costo del proyecto Autopista Central es de 1.616.690 UF.

Soto explica que la proyección es que “el tráfico promedio en Santiago podría llegar a los 10 ó 20 kilómetros por hora y esta autopista se transformará, por tanto, en el remedio para descongestionar el tránsito debido al aumento del parque automotor”.

Esta gran obra vial que ha invadido una parte relevante de la trama de la capital y que continuará hasta finales de 2004 convertirá a Chile en el primer país en Sudamérica, y tercero en el mundo (el mecanismo existe en una autopista de Canadá y otra de Australia), con el sistema de peaje en movimiento o free flow. Este sistema se basa en un pórtico que cruza como un arco la vía expresa, bajo el cual los vehículos pasarán sin detenerse ni disminuir la velocidad.

Para que la concesionaria pueda luego cobrar, se le entregará al usuario la llamada tag red, que se adhiere al parabrisas del vehículo y que suministrará electrónicamente información al pórtico. A final de mes, llegará una

cuenta a la casa del titular de la tag red. También se podrá usar un day pass (pase diario), que funciona sólo para una jornada de uso por la autopista.

CÓMO OBTENER LA “TAG RED”

Llenar un formulario de suscripción, que se distribuirá por vía telefónica, en oficinas de la autopista y en stands que se instalarán en estaciones de servicio, supermercados y centros comerciales cercanos a la autopista, devolviéndolo por correo tradicional o electrónico en la página www.autopistacentral.cl. Luego se firma un contrato de suscripción.

El tag central se entregará personalmente a quien firma el contrato, quedando éste como titular de la cuenta.

La instalación del tag central es realizada por el usuario, sin necesidad de asistencia técnica.

AUTOR: Alejandra González R.